La oposición rusa exige haya elecciones municipales libres

0
3

MOSCÚ, RUSIA.-Decenas de miles de personas se manifestaron el fin de semana en Moscú bajo una persistente lluvia para exigir elecciones libres, en lo que se convirtió en la mayor demostración de fuerza de la oposición rusa desde las masivas protestas antigubernamentales de 2012.

La manifestación, que había sido autorizada por el Ayuntamiento de Moscú, reunió en la céntrica avenida Sájarov a más de 49.000 personas, según la ONG Contador Blanco, mientras la Policía cifró el número de los asistentes en unas 20,000 personas.

“Exigimos cancelar las elecciones (municipales) del 8 de septiembre y convocar nuevos comicios”, dijo desde la tribuna una representante de la opositora Yulia Galiamina, que actualmente cumple un arresto administrativo por participar en una protesta no autorizada.

No es la primera vez que la oposición extraparlamentaria, en particular su líder, Alexéi Navalni, es acusada de trabajar para el departamento de Estado de Estados Unidos.

El presidente ruso, Vladímir Putin, acusó en 2011 a la entonces secretaria de Estado, Hillary Clinton, de alentar las mayores protestas antigubernamentales desde la caída de la Unión Soviética.

La Comisión Electoral Central se negó a registrar la semana pasada a dos de los principales candidatos opositores, Dmitri Gudkov, que cumple 30 días de arresto, y Liubov Sobol, estrecha colaboradora de Navalni, en las elecciones municipales de septiembre, principal detonante de las actuales protestas.

Las protestas contra el veto a candidatos opositores en las elecciones locales comenzaron en Moscú el 14 de julio.

Detenidos en protestas

Las dos protestas ilegales del 27 de julio y el 3 de agosto acabaron con más de 2,000 detenidos y más de cien arrestados, algunos de los cuales podrían ser condenados a varios años de cárcel por “disturbios masivos”, caso penal muy criticado por los defensores de derechos humanos y la prensa independiente, que lo consideran fabricado.

Nuevas convocatorias

— Protestas
Las autoridades rusas se están empleando a fondo para tratar de apagar las protestas; aunque hay nuevas acciones convocadas para los próximos fines de semana.

-- publicidad --