La nodriza de la corrupción militar ya no podrán ser los políticos

La nodriza de la corrupción militar ya no podrán ser los políticos

La nodriza de la corrupción militar ya no podrán ser los políticos

J. Alexander Pérez.

Por: J. Alexander Pérez
@alexandrperez

Hay un sector de la prensa que ante las denuncias de corrupción en el caso Coral, que involucra al mayor general Adán Cáceres Silvestre y otros altos oficiales, ha pretendido manejar el tema como si fuera una persecución al generalato o a la alta oficialidad militar del país

Una manipulación como si nunca oficiales militares lo hubieran sentado en el banquillo de los acusados, e insisten en que se hace ahora como parte de la persecución política contra los desmanes que ocurrieron en el pasado gobierno, cosa que dicta mucho de la verdad.

Una figura muy influyente de esta sociedad que ha leído algunos de mis artículos anteriores, luego de valorar esos trabajos, me decía que a lo interno de las Fuerzas Armadas existe una especie de cisma, luego que trascendiera que hay una lista con los nombres de 42 militares de la más alta graduación que serían puestos en retiro por supuesto o reales vínculos con el bajo mundo.

Esa fuente precisó que esos oficiales militares estarían siendo investigados por corrupción, trato con redes del narcotráfico, de robar terrenos para su provecho personal, venta de influencias, de rangos, puestos y hasta de trata de personas.

Pero hay mas!, que unos oficiales de las estructuras medias de los institutos castrenses que sienten han sido marginados en los ascensos por las influencias políticas, filtraron informaciones a la Embajada de Estados Unidos, que ahora presiona para que “rueden cabezas”, bajo amenazas de sanciones a los implicados y hacerlo público; lo que según mi olfato de periodista, podría obligar al presidente Luis Abinader a ponerlos en retiro para que las chispas de ese estercolero no embarre su gobierno.

De los citados oficiales, aunque la mayoría ocuparon altas posiciones en el pasado gobierno, hay una parte que vienen de atrás.

Lo mas preocupante -según la misma fuente- cuando se develó el entramado criminal del expediente Coral, altos oficiales de los instituciones castrenses, apoyados por esferas de poder trataron de que el mayor general Adán Cáceres y otros recibieran “un trato especial”, no darle prisión aunque estén en el expediente, pero fracasaron por las amenazas de La Embajada; y que no pudieron contactar al Jefe Supremo de las FF.AA.

La corrupción militar en la mayoría de los países de América Latina se hace cada vez más insostenible, principalmente porque en los últimos años se han constituido en socios inseparables de los carteles del narcotráfico para mover sus basuras, así como armas y dólares, unos lo hacen con prudencia, otros son vulgares, pero en el fondo del problema, son lo mismo.

En la primera administración del extinto ex presidente Joaquín Balaguer, o “La Era de los 12 Años”, hubo mucha corrupción, y hasta excesos en las estructuras militares, pero la propia autoridad del gobernante, y la influencia que en ese momento ejercía EE.UU. en esas instituciones, la opacaban.

Pero una gran mayoría de esa cúpula se va del poder como dueños de industrias, fincas, ganaderos, radiodifusores, importadores y exportadores y otras.

Con el ascenso al poder del Partido Revolucionario Dominicano en 1978 se produce “una poda bajita” en los institutos castrenses, hubo muchas acusaciones y denuncias que nunca pasaron de eso. Sin embargo, cuando el Dr. Balaguer retorna al poder en 1986 inicia acusaciones formales contra muchos de los funcionarios del pasado gobierno que encabezó

Salvador Jorge Blanco, incluyendo al ex secretario de las Fuerzas Armadas, Manuel Antonio Cuervo Gómez, quien guardó prisión por un largo tiempo.
U

nos 10 años después toca el turno al ex presidente Leonel Fernández, quien maneja el tema de los militares con mucha prudencia, tanto porque era un liderazgo en ciernes, la fragilidad de las instituciones, como por el apoyo que había recibido del Viejo Caudillo de La Gómez para ganar los comicios.

Pero también hubo muchas denuncias en contra de las cúpulas militares, incluso a pocos meses de iniciar su gestión tuvo que destituir al secretario de las Fuerzas Armadas, en medio de esa misma ola de comentarios.

El propio gobernante forma dos comisiones del más alto nivel para investigar las muertes de los periodistas Orlando Martínez y Narciso González –Narcisazo-.
Los responsables de la muerte de Martínez años después fueron juzgados y condenados por el hecho.

Pero lo más resaltante fue, que enviar un oficial a la frontera era un castigo, pero en lo adelante se convirtió en un ¡premio!, porque se dedicaron a cobrar peajes para el cruce de contrabando de todo tipo, incluyendo drogas, armas, dólares, vehículos robados y otros desmanes que todavía hoy son “el pan de cada día”.

Con el ascenso del ex presidente Hipólito Mejía siguen los fuertes comentarios de los vínculos de oficiales con el narcotráfico, incluso el ex jefe del Ejercito Jorge Radhamés Zorrilla Ozuna es señalado como parte del cártel del capitán Quirino Paulino Castillo, a quien integra y asciende, pero que luego fue extraditado a Estados Unidos por tráfico de drogas.

El juez del Segundo Tribunal Colegiado de Santo Domingo impone prisión al coronel Edito Méndez Casanova, acusados de vender dos turbinas de avión de la Fuerza Aérea Dominicana.

Mientras, que el exgeneral Pedro Julio Goico Guerrero (Pe¬pe Goico) fue interrogado porque habría reci¬bido dinero del narcotraficante Quirino Ernesto Paulino, para saldar un helicóptero, lo que el ministerio público toma como una operación de lavado.

El IV Juzgado Instrucción del Distrito Nacional envía a juicio de fondo al general (r) Pedro Rafael Peña Antonio, exministro de Defensa, y al coronel Carlos Piccini Núñez, exdirector de proyectos especiales FAD, por sobornos de US$3.5 millones de la Empresa Brasileira de Aeronáutica (Embraer) para compra 8 aviones Super Tucano en el año 2010.

Hace pocos días el coronel EN Jaime Reynoso Martínez colgó un video en las redes sociales en el que denuncia la corrupción en el pasado gobierno, dice que el teniente general Paulino Sem tenía una capitán manejando los presupuestos de las distintas entidades militares para que le recolectara su parte, y que a esa oficial la pensiona con RD$120,000 pesos con apenas 10 años de servicios.

Reveló que además se simulaba compra de uniformes, materiales gastables, armas y otros utensilios.

José David Figueroa Agosto, Felipe, Cristian o Junior Cápsula, quien operó en el país por 10 años desde el 1999, tuvo una fuerte protección de importantes círculos militares, que incluso provocó la muerte del coronel José Amado González y González.

El Tercer Tribunal Colegiado de la Cámara Penal del Distrito Nacional sentenció a 30 años de prisión a los ex oficiales militares Ricardo Rafael Guzmán Pérez, Edward Mayobanex Rodríguez Montero, Antonio Roche Pineda, Jorge Luis Chalas y Miguel Peña Figuereo.

Aunque el caso del mayor general Adan Cáceres tiene la particularidad de que él ha sido apresado y sometido a la justicia aún con el uniforme puesto, no es óbice para que se trate de descalificar la calidad de su apresamiento con argumentos baladíes.

La sociedad dominicana cambió, ya no es la misma de hace 5 años atrás, la gente ahora tiene el poder de expresarse, cuestionar o aplaudir, y si en los institutos castrenses no han entendido eso, entonces él no será el último en cruzar los barrotes de hierro vestido con el quepí y el uniforme.



Avatar

El Día

Noticias Relacionadas