La integración escolar, el modelo que da paso a la inclusión

La integración escolar, el modelo que da paso a la inclusión

La integración escolar, el modelo que da paso a la inclusión

La integración escolar, el modelo que da paso a la inclusión

SANTO DOMINGO.- A propósito de celebrarse hoy el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, el coordinador del Apoyo Pedagógico a la Discapacidad Visual del Centro Nacional de Recurso para las Necesidades Específicas Olga Estrella, Pedro Antonio del Rosario, resaltó que la integración escolar comienza a visualizarse como el modelo que da paso a la inclusión de los estudiantes con necesidades educativas especiales que deben ser atendidas en el sistema de educación regular.

“República Dominicana, específicamente la Escuela Nacional de Ciegos, a pocos años de su creación, en 1968, implementa las primeras experiencias de integrar estudiantes con discapacidad visual a la educación regular”, destacó.

Del Rosario recordó que el Liceo Estados Unidos de América fue el centro educativo que introdujo las primeras experiencias de integración de personas con discapacidad visual a la educación regular.

Afirmó que los primeros en vivir la experiencia fueron José́ Manuel Paulino, Fausto Bueno, Luis Pichardo, Rafael Hipólito Rodríguez, Pedro Javier y Altagracia Fabián, quienes se graduaron en 1971, para luego pasar a estudiar en la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU) con becas que le fueron otorgadas para estudiar la disciplina que escogieran.

“La experiencia vivida por estos primeros estudiantes con ceguera marcó la trayectoria de sus vidas y la historia del país en el ámbito de la educación. Todos finalizaron sus carreras y se incorporaron luego al mundo laboral donde se desempeñaron como profesionales competentes y productivos.”, aseguró.

Destacó que, para facilitar el proceso, el Ministerio de Educación, que en ese entonces era una Secretaría, reconoció el sistema braille como el oficial de lectoescritura en el país, lo que permitió que los propios estudiantes guiarán a sus profesores en las adaptaciones que necesitaban para acceder a los aprendizajes de sus niveles.

Pedro
Antonio del Rosario,

Una historia de esfuerzo

Pedro Antonio del Rosario es lo que se puede considerar una historia de esfuerzo y dedicación. Comenzó su formación en un centro de educación pública, luego pasó a la Escuela Nacional de Ciegos, desde donde se integró a todas las facetas, hasta completar con un Magister en Ciencias de la Educación, mención Gestión de Centros. Su formación incluye la realización de talleres de educación inclusiva que le permitieron un mejor desempeño.

Desde sus inicios se concentró en la visión de aportar en las estrategias de los programas de inclusión educativa de los diferentes espacios donde ha ofrecido sus servicios, ofreciendo sus conocimientos y habilidades para mejorar la eficiencia de la organización, a través de un trabajo realizado en equipo.

En 2003 comenzó a ofrecer sus servicios en el Centro Nacional de Recursos Educativos para la Discapacidad Visual Olga Estrella, una dependencia del Ministerio de Educación que trabaja con la inclusión educativa de niños y niñas con discapacidad visual, donde pone en práctica los conocimientos adquiridos en años dedicados a capacitarse.

El centro ofrece servicios a los estudiantes con discapacidad visual, las familias, la comunidad, los directores regionales, distritales, directores y docentes de centros regulares públicos y privados.

Como parte de sus servicios entregan recursos didácticos adaptados a los estudiantes con discapacidad visual, en los diferentes formatos y cumpliendo con la necesidad de cada persona; en coordinación con las familias, acompañamiento y seguimiento a las clases que reciben los estudiantes; reuniones permanentes con los coordinadores de Ejes, para socializar las acciones que desarrollan y analizar los cronogramas presentados por los maestros itinerantes.

También llevan a cabo jornadas de trabajo, talleres, charlas, orientaciones, apoyo a las familias en tiempo de pandemia, sseguimiento a las necesidades conductuales, pedagógicas y psicopedagógicas, así como evaluación visual. En el año escolar 2021-2022 atiende a 414 personas, 120 ciegos y 294 con baja visión.

Te invitamos a leer: Ministerio de Cultura celebrará la primera edición de «Noches de Navidad»



Avatar

El Día

Noticias Relacionadas