Miércoles, 23 de octubre, 2019 | 7:15 am

La gastronomía proyecta la identidad, pasión y el patriotismo de un pueblo

Meta. Desarrollar una imagen que pueda ser recordada por los turistas con más facilidad. Estrategia. Promover los productos exportables de República Dominicana en mercados internacionales.

16/09/2019 ELDIA_LUNES_160919_ Vida & Estilos23


SANTO DOMINGO.-La gastronomía es cultura y conocimiento y este es el principal legado que debemos explotar dentro y fuera de República Dominicana.

Así lo afirma Inés Páez Nin (chef Tita), al destacar que al proyectar la gastronomía de un país se posiciona una imagen clara, definida y unificada de lo que somos a nivel culinario.

Consciente de lo que esto significa, la chef Tita trabaja cada día para poner su granito de arena y está feliz por el despertar que tiene el sector. Agrega: “Vamos por buen camino, tan solo así mejoraremos la imagen de nuestro país y creamos mayor identidad, pasión y patriotismo en el pueblo dominicano”.

Resalta que el sabor criollo tiene todo el potencial para lograrlo y exclama: “Imagínense que en cada rincón del mundo se conozca nuestra gastronomía como se conocen los tacos de México o el ceviche peruano… que conozcan nuestro sancocho siete carnes o nuestro chenchén… ¡sería algo maravilloso!”

Muchos desafíos

Aunque entiende que la industria está en un resurgir, confiesa que aun hay muchos desafíos que se deben superar, y uno de los principales retos es el reconocimiento de la gastronomía dominicana a nivel internacional.

“Hay que lograr el reconocimiento de nuestra cultura gastronómica, historia e identidad en el exterior. Que no solamente nos conozcan como destino de sol y playa”, aseveró al destacar que una de las cosas más importantes es desarrollar una imagen que pueda ser recordada con más facilidad por las personas que nos visitan, “como también dar a conocer en los mercados internacionales los productos exportables que tenemos”.

Llama a la unidad

Páez Nin llama a las entidades, públicas y privadas, a trabajar unidos en pro de la cocina dominicana, con un mismo objetivo, lineamiento y metas. Afirma que cobra importancia la sinergia y pierden sentido los esfuerzos individuales.

Recuerda que la marca de un país refleja la percepción que tienen los consumidores directos, indirectos reales y potenciales de los países. Y esta percepción es igual a la suma de todos los elementos que componen el país más los que se generan de la sinergia.

Para Tita es un gran desafío construir una marca turística, lo cual es vital para constituir e internacionalizar la gastronomía y posicionarla a nivel mundial, donde la educación es la punta del iceberg, pues se debe enseñar al pueblo desde temprana edad que “somos un punto turístico y gastronómico, que tenemos la distinción de ser la capital gastronómica del Caribe.

Es por ello que debemos impulsar el amor por el producto local, enseñar en los colegios y liceos todo lo relacionado a nuestra identidad gastronómica”.

La reputación

El principal rol de la industria hotelera es brindar seguridad y estabilidad a los turistas para mantener la imagen del país y presentar o mantener ofertas atractivas como destino turístico. Con esto en mente, la chef Tita sostiene que sus protagonistas deben asumir el compromiso de mostrar una gastronomía de calidad y de nivel para que los visitantes se lleven consigo un verdadero recuerdo en sus papilas gustativas de lo diversa y rica de nuestra cocina.

La embajadora de la cocina criolla indica: “En los menús de los restaurante deben tener 5 recetas que exalten nuestra cocina, ingredientes y técnicas culinarias, para que así el turista pueda conocerla”.

Sobre los productos criollos que se deben explotar dice que dependerá mucho del mercado y de la demanda. Y serán los que generen identidad y que se puedan proyectar como marca país. Aclara que deben exportarse productos de excelente calidad, cualidades, características y personalidad que han demostrado tener un impacto en mercados internacionales.

Productos exportables
Los exportables son el cacao y banano orgánico, el mango, la piña, el aguacate y el plátano. Mientras que los alimentos autóctonos que se deben exaltar son el cacao, yuca, yautías y raíces, bija, guáyiga, guanábana, jobo, piña, mango, plátano, batata, mamón y anón. Con emoción nos cuenta: “La gastronomía dominicana crece tierra adentro y se caracteriza por la producción del suelo, gracias a estos productos de calidad, de sabores tan marcados y de tanta fuerza nuestra gastronomía es tan distintiva y única, diferenciada por quien la prueba”.

Refiere también que en estos existen dos características, y una es que hay productos de los más ancestrales que generan identidad y otros que tienen mayor reconocimiento a nivel internacional, por eso se debe seguir incentivando su consumo.

Detrás de una marca

Páez, quien es asesora Gastronómica del Ministerio de Relaciones Exteriores, dijo que presentó la iniciativa de diplomacia gastronómica, que busca proyectar la gastronomía como marca país a través de las 45 embajadas dominicanas, los consulados y los Institutos de Dominicanos en el Exterior (Index). También hicimos una alianza público-privada con el grupo Inicia para exaltar la gastronomía.

Proyecto promueve día de la cocina

Trabajo. Uniendo voluntades fue sometido el proyecto de ley de la Gastronomía Dominicana, el cual la declara Patrimonio Cultural Inmaterial del país.

Luego de presentado al senador Tommy Galán, se motivó a sustentarlo porque “se identifica con el accionar de una generación que busca contribuir con el posicionamiento como Marca-País”.

Este proyecto busca establecer el segundo domingo de cada diciembre como el Día Nacional de la Cocina y Gastronomía Dominicana, y de desarrollar actividades de promoción y socialización cultural.

De acuerdo a Galán se estableció un comité tripartito conformado por el Ministerio de Turismo, quien tiene la responsabilidad de coordinación, el Ministerio de Cultura y el Ministerio de Relaciones Exteriores.