La dermatitis atópica afecta al veinte por ciento de los niños

La dermatitis atópica afecta al veinte por ciento de los niños

La dermatitis atópica afecta al veinte por ciento de los niños

Esta condición puede afectar la cara y el cuello de los bebés.

La dermatitis atópica (DA) o eccema atópico es una de las enfermedades inflamatorias de la piel más comunes, afecta hasta el 20 por ciento de los niños.

De los afectados el 60 por ciento se presenta antes del primer año de vida; el 90 por ciento en los primeros 5 años y entre 1 a 3 por ciento de los adultos en la mayoría de los países del mundo.

De acuerdo a la dermatóloga Yovanna Rosich, la dermatitis atópica es a menudo el primer paso en el desarrollo de otras enfermedades atópicas, como son los casos de la rinitis o el asma.

Rosich explica que es una condición que evoluciona a modo de brotes y remisiones. Afecta fundamentalmente los pliegues cutáneos como codos y rodillas, así como también puede afectar la cara y el cuello de los bebés y niños pequeños.

Agrega: “Se caracteriza principalmente por piel muy seca, intensa picazón, enrojecimiento que en ocasiones puede llegar al engrosamiento debido al intenso rascado”.

La piel atópica carece de los factores hidratantes naturales de la misma y esto a su vez conlleva a que la barrera cutánea sea débil y más propensa a sufrir infecciones secundarias por virus, bacterias u hongos.

Tener un hijo con eccema atópico puede ser angustiante y preocupante para los padres y para quien la padece, especialmente cuando comienzan a asistir a la guardería o al colegio.

Además de realizar siempre una buena rutina de cuidado de la piel, algunos cambios en los hábitos pueden aliviar los síntomas.

Consejos prácticos

Sobre el aseo y cuidado diario se recomiendan baños cortos (5 minutos) con agua tibia y no frotar la piel con esponjas o estropajos.

Utilizar jabones dermolimpiadores adecuados. No usar: talco, colonia ni toallitas húmedas (wipes).

Secar la piel de forma suave y aplicar crema humectante por lo menos 3 veces al día, principalmente después del baño.

Si el niño acude a natación o actividad deportiva lo recomendable es que al salir de la misma se retire solo con agua (sudor o los químicos de la piscina) y de inmediato aplicar la crema.

Mantener cortas las uñas de las manos del niño ayudará a que se minimice el daño que la piel sufre debido al rascado. También se aconseja retirar los peluches de la habitación.

Especialista recomienda vestimenta

Usar prendas cien por ciento algodón, holgadas; y evitar tul y encajes en contacto con la piel, así como también fibras animales como la lana y las sintéticas que no permiten una adecuada ventilación y aumentan la sudoración.

* Se deben retirar las etiquetas de la ropa.

* Se recomienda no usar detergentes en polvo ni suavizantes de telas.
* Preferir jabones en barra para el aseo de la ropa.



Avatar

El Día

Etiquetas

Noticias Relacionadas