Karl Anthony Towns

Santo Domingo.- Tras un mes alejado de las canchas, Karl-Anthony Towns regresó anoche sin poder evitar la derrota de los Timberwolves frente a Indiana.

El pívot de Minnesota firmó 27 puntos en 28 minutos, pero lo más importante para su actual equipo llegó al acabar el encuentro, cuando su jugador franquicia reiteró su compromiso con el equipo.

Frente a los rumores que han crecido en las últimas semanas, los cuales por empezaron señalando que los Knicks estaban explorando la posibilidad de un intercambio y terminaron con el interés de Golden State Warriors, el center se ha mostrado firme llegando a recalcar que son invenciones, puesto que su mente está puesta únicamente en jugar para los Wolves.

“Creo que has estado lo suficiente cerca de mí para saber que no voy por ese camino. Solo hago mi trabajo, me voy a casa y sé cuál es mi verdadera historia. Hay una razón por la cual surgen esas historias y es que la gente necesita vender periódicos y clics, ya sea un caso o el otro. Estoy aquí para ser un jugador de Minnesota Timberwolves. Soy muy afortunado por tener un entrenador como Ryan Saunders y un presidente y amigo como Gersson Rosas. No estoy preocupado por esas tonterías. Con lo que haya que lidiar en casa, así será, pero este no es el circo que solía ser. Todo se hará en familia”, comenta a Chris Hine de Star Tribune.

Más allá de sus palabras, agradables sin duda para los aficionados de Minnesota, la tranquilidad debe prevalecer en la franquicia dado que Towns está bajo contrato hasta 2024.

El pívot firmó una extensión por el súper máximo en 2018 por cinco años y 190 millones de dólares.

-- publicidad --