Julio Rodríguez con amplio margen para ganar el Novato del Año 

Julio Rodríguez con amplio margen para ganar el Novato del Año 

Julio Rodríguez con amplio margen para ganar el Novato del Año 

El dominicano Julio Rodríguez cumplió con los pronósticos de los expertos en su primer año.

Santo Domingo.- El grupo de novatos que vimos en la temporada 2022 debería ser recordado como uno de los mejores de la historia, y los seis nominados para el Premio Novato al Año Jackie Robinson son el ejemplo perfecto del porqué.

A continuación, un vistazo a cada uno de los seis finalistas antes de que los ganadores en las Ligas Americana y Nacional sean anunciados el lunes a las 6 p.m. ET por MLB Network.

LIGA AMERICANA

Julio Rodríguez , CF, Marineros

¿Por dónde empezar? ¿Qué tal con las estadísticas? El dominicano de 21 años fue el único novato en el Juego de Estrellas de este año y lideró a los debutantes virtualmente en cada categoría ofensiva, incluyendo cuadrangulares

(28), WAR–tanto Baseball-Reference (6.0) como FanGraphs (5.3)–slugging (.509), OPS (.853), wRC+ (146) y total de bases alcanzadas (260). Finalizó segundo en empujadas (75), anotadas (84) y bases robadas (25), más tercero en hits (145).

Rodríguez además jugó toda la campaña, tras ganarse su puesto en el roster del Día Inaugural con una impresionante pretemporada. A pesar de que lesiones en la muñeca derecha y la parte inferior de la espalda lo sacaron de acción por un tiempo y sólo jugó 132 en desafíos, Rodríguez no sólo estuvo entre los jardineros más poderosos dentro del grupo de novatos, sino del béisbol en general. El jueves, fue nombrado ganador de un Bate de Plata en la Liga Americana, junto a Aaron Judge y Mike Trout.

Steven Kwan, LF, Guardianes

Sin Kwan, los Guardianes no hubiesen estado ni cerca de ser un equipo tan exitoso en el 2022.

Antes de comenzar los entrenamientos, Kwan era un jardinero bien valorado en el sistema de fincas de Cleveland. El manager de los Guardianes, Terry Francona, dijo bromeando que había tratado de encontrar a alguien que le dijera que Kwan no debía empezar la campaña con el equipo grande, por su juventud y falta de experiencia, pero no pudo. Kwan se robó rápidamente los titulares, viendo 116 pitcheos antes de hacer su primer swing en blanco, la mayor cantidad para iniciar una carrera desde al menos la temporada del 2000, de acuerdo con el Elias Sports Bureau.

Su primera (y única) prueba llegó en mayo, cuando la pasó mal por un lapso de tres semanas, pero la forma en la que respondió dejó claro que estaba más que listo para triunfar en las Grandes Ligas, encontrado la forma no sólo de reencontrar el camino, sino de seguir mejorando durante el resto del año. Se convirtió en pieza fija en el tope del lineup de Cleveland, sirviendo la mesa para el resto de la alineación. Bateó .298 con OPS de .773 (OPS+ de 124), 25 dobles, siete triples, 52 empujadas, 19 bases robadas y 62 bases por bolas y sólo 60 ponches en 147 partidos.

Su consistencia, además, pasó de la caja de bateo al jardín izquierdo, donde se convirtió en un defensor confiable, bien fuese haciendo jugadas salvadoras, asistencias o lanzándose de cabeza hacia las gradas para hacer una atrapada. MLB vio lo que Cleveland ya sabía a comienzos de noviembre cuando Kwan se llevó un Guante de Oro. — Mandy Bell

Steven Kwan tuvo un año extraordinario, disputó más juegos (147) y causó un impacto en muchísimos de ellos, y Adley Rutschman básicamente puso a los Orioles en la pelea por la postemporada después de su llegada a la Gran Carpa, pero no debutó sino hasta el 21 de mayo. Ambos son muy buenos candidatos, pero Rodríguez debería ser el ganador por unanimidad. — Daniel Kramer

Adley Rutschman, C, Orioles

El receptor y bateador ambidextro tuvo un fWAR de 5.3, que fue el mejor entre los jugadores de los Orioles y lo dejó empatado con Rodríguez como el más alto entre todos los novatos este año. Sin Rutschman, Baltimore probablemente no habría llegado cerca de ese récord de 83-79, que fue una mejoría de 31 encuentros con respecto al año anterior.

Las estadísticas ofensivas de Rutschman fueron impresionantes, especialmente para un careta. Bateó .254/.362/.445 con 13 jonrones y 42 impulsadas. Y los 35 dobles del jugador de 24 años fueron la mayor cantidad en una campaña para un receptor o un novato en la historia de los Orioles, marcas que anteriormente estaban en poder del puertorriqueño Javy López (33 en el 2004) y el miembro del Salón de la Fama, Cal Ripken Jr. (32 en 1982), respectivamente.

Pero el impacto de Rutschman fue mucho más allá de lo que hizo con su bate. Sus 18 Carreras Defensivas Salvadas fueron la segunda mayor cifra entre los receptores de todo MLB, sólo detrás de José Treviño de los Yankees. Rutschman también ayudó muchísimo a los lanzadores de Baltimore, con FanGraphs ubicándolo como el segundo mejor enmarcador de pitcheos este año, empatado con Jonah Heim de Texas y sólo superado por Treviño.

Y Rutschman, sin embargo, no debutó en las Mayores sino hasta el 12 de mayo, seis semanas después del Día Inaugural. Pero no pasó mucho tiempo para que luciera como uno de los mejores cátchers de MLB y se convirtiera en uno de los líderes de los Orioles.

¿Cuánto mejoraron los Orioles desde el arribo de Rutschman? Tenían marca de 16-24 antes de su debut, y luego jugaron para 67-55 tras su llamado. No hay muchos jugadores que tuvieran ese tipo de impacto en un equipo este año–especialmente no como novato. — Jake Rill

LIGA NACIONAL

Brendan Donovan, utility, Cardenales

Donovan se convirtió en el primer novato en la rica historia de los Cardenales en ganar un Guante de Oro y necesitó de solamente una semana en Grandes Ligas para lograr un hito en la era moderna mediante el cual exhibió su tremenda versatilidad a la defensa. Sin embargo, se espera que Donovan finalice en un distante tercer puesto en las votaciones para el Premio al Novato al Año, detrás de las estrellas de los Bravos Spencer Strider y Michael Harris II. Pero ser finalista sigue siendo un tremendo reconocimiento para la primera temporada del utility de 25 años en el equipo grande de San Luis.

A pesar de arrancar la campaña en Triple-A Memphis, Donovan se convirtió en apenas el tercer novato en la Era Moderna en jugar por lo menos seis partidos en seis posiciones defensivas diferentes, según los datos de Elias Sports. En su primera semana en la Gran Carpa, Donovan fue titular en el campo corto, la antesala, la intermedia y la inicial – algo jamás visto de parte de un novato de las L.A./L.N. desde 1900, según Elias. En general, Donovan vio acción en 854.1 entradas de MLB en seis posiciones diferentes con el guante y cometió solamente ocho errores. Eso le valió ganarse el primer Guante de Oro de Rawlings como utility en la Liga Nacional y lo convirtió en el único novato de los Cardenales en ganar un premio principal como defensor.

La excelencia de Donovan se trasladó al plato, donde mostró tremenda paciencia y madurez. Encabezó a los novatos del Viejo Circuito en bases por bolas recibidas (60) y porcentaje de embasarse (.394), además de terminar de segundo en imparables (110) y anotadas (64). Su momento cumbre de la campaña llegó el 22 de septiembre, cuando disparó un grand slam para darle la ventaja a San Luis y ayudar a los Cardenales a finalizar una racha de tres derrotas seguidas y vencer a los Padres. Cuatro noches después, los Cardenales aseguraron la corona de la División Central de la Liga Nacional. — John Denton

Michael Harris, CF, Bravos

A pesar de no haber debutado en MLB hasta el 28 de mayo, Harris encabezó a todos los novatos de la Liga Nacional con 5.3 de bWAR. Brendan Donovan de los Cardenales fue segundo con 4.1.

Si nos remontamos al 2010, los únicos jugadores de posición que han ganado el Premio al Novato del Año en cualquier liga, con un bWAR mayor a 5.3, fueron Mike Trout (2012), el cubano José Abreu (2014), Aaron Judge (2017) y Pete Alonso (2019).

Harris tuvo solamente una temporada completa como profesional antes de dar el salto de Doble-A a las Mayores. El patrullero de 21 años bateó .297 con 19 cuadrangulares, 20 bases robadas y OPS de .853. Quedó a sólo un jonrón de convertirse en apenas el segundo novato en la Liga Nacional en conectar 20 vuelacercas y estafarse 20 bases en una campaña (Chris Young de Arizona lo hizo en 2007).

Además de solidificar el lineup de Atlanta con su poder y velocidad, Harris demostró rápidamente por qué podría convertirse en un futuro ganador del Guante de Oro. A pesar de perderse los primeros dos meses de la temporada regular, logró terminar de quinto entre todos los patrulleros centrales con ocho Carreras Salvadas en Defensa (DRS, por sus siglas en inglés) y de octavo en este grupo con ocho Outs por Encima del Promedio.

Harris había visto acción en apenas cinco partidos en la Gran Carpa cuando los Bravos iniciaron su racha de 14 victorias al hilo que los catapultó a ganar su quinto cetro del Este de la Liga Nacional consecutivo. Atlanta tuvo foja de 79-35 con Harris en el lineup. Eso se traduce en un paso de 112 victorias en un trecho de 162 juegos. — Mark Bowman

Spencer Strider, LD, Bravos

Strider arrancó el 2022 con apenas una temporada completa de ligas menores como experiencia. Pero eso no evitó que el lanzallamas acumulara 200 ponches más rápido que cualquier otro lanzador de las L.N. o la L.A. lo ha logrado en cualquier campaña.

Strider alcanzó los 200 ponches a los 130 innings exactamente. Randy Johnson tenía el récord anterior cuando necesitó de 130.2 entradas para apuntarse su 200mo ponche en el 2001. Gerrit Cole tenía el segundo puesto, cuando alcanzó dicha cifra a los 133.1 episodios lanzados en el 2019.

A pesar de que Strider no hizo la transición de relevista a abridor sino hasta el 30 de mayo, se convirtió en el primer novato de los Bravos en la Era Moderna en producir una campaña de 200 ponches.

Strider tuvo marca de 11-5 y efectividad de 2.67 en 31 presentaciones (20 aperturas). Limitó a los bateadores de la oposición a un OPS de .517 y produjo una tasa de ponches del 38.3%, la cual lideró a todos los lanzadores de MLB que completaron por lo menos 130 capítulos.

Elegido en la cuarta ronda del Draft amateur de MLB del 2020, Strider arrancó este año habiendo completado solamente 96.1 episodios por encima del nivel universitario. Pero experimentó pocos obstáculos en la Gran Carpa. El derecho dominó como relevista durante los primeros dos meses de la campaña regular y luego brilló de verdad como abridor tras registrar EFE de 2.77 en 20 salidas. Tuvo WHIP de 0.988 y abanicó al 38.1% de los bateadores que enfrentó como abridor.



Agencias

Noticias Relacionadas