Brache sorteó todo tipo de dificultades al liderar empresa familiar

Julio Brache sorteó todo tipo de dificultades al liderar una empresa familiar

Julio Brache sorteó todo tipo de dificultades al liderar una empresa familiar

Brache atribuye su éxito a la suerte que se obtiene trabajando. ELIESER TAPIA

SANTO DOMINGO.-Cuando las luces del escenario son encendidas, el espectador aplaude emocionado por una obra cuyos pormenores desconoce casi en su totalidad.

El Grupo Rica es fuerte, tiene delimitado su campo de acción y ha sabido acumular en años de experiencia, el saber necesario para mantenerse a flote frente a las crisis cíclicas y las que llegan sin avisar.

Pero en 56 años de historia, Julio Brache, su fundador, debió lidiar con: ganaderos inconformes, un estricto control de precios y leche de mala calidad o adulterada.

Ahí también se incluye competencia desleal, intentos de sabotaje y plagas que acabaron con producciones completas.

Les invitamos a leer:  Julio Brache: “para venir a la Rica tomé una licencia de trabajo, todavía me esperan”

Algunas de las ejecutorias del grupo empresarial han incidido, pese a tratarse de un capital privado, en la calidad de vida de los dominicanos.

“Aquí la mayoría de la gente consumía leche cruda, nosotros rompimos eso dándoles leche pasteurizada”, afirma Brache.

El problema más recurrente eran los ganaderos por el precio de la leche.
“Al inicio había control de precio y era difícil subirlo porque si lo aumentábamos al ganadero, teníamos que incrementárselo al consumidor y entonces las ventas bajaban. Tuvimos que aprender a tener mucho cuidado y no complacer todo el tiempo”.

Gracia con sector
Una de las cosas que le granjeó una cercanía con el sector es que pagaban puntualmente cada quince días. Empezaron tratando con los ganaderos de Río San Juan, los de Santo Domingo y paulatinamente se trasladaron a todo el país.

Para 1966 la planta se hizo con diez camiones de reparto y dos recolectores que se encargaban de buscar la leche en las fincas.

Esa leche tenía que ser fría, almacenada en unos tanques habilitados para este fin.
El crecimiento del negocio incidió en una proliferación de plantas procesadoras de leche en el país, la mayoría de las cuales no logró subsistir a la embestida del tiempo.

Brache atribuye a la paciencia, el trato humano y el cuidado en el manejo del negocio las razones para no haber sucumbido como otros que sí. La diversificación no tardó en llegar.

A la leche agregaron Choco Rica, luego quesos, mantequilla, jugos… cada producto dependiendo de la necesidad del mercado.

Importaban jugo de naranja de Estados Unidos hasta que se les ocurrió sembrar naranjas para producirlo en el país. Con el tiempo incorporaron el mango a su oferta para seguir con la guanábana y el coco.

Ataque de plagas
En relación con las naranjas, una plaga destruyó la productividad de las plantaciones y debieron recurrir a técnicos de Brasil e importar una nueva variedad más resistente y que ocupa menos espacio lo que les permite aprovechar sus terrenos para otros sembrados.

Leche adulterada
Pero pese a todo lo anterior, el fuerte de Rica es la leche. Concentra el 60 % de sus operaciones.
“Desde que se aumentó la demanda de leche no ha sido suficiente la producción nacional porque sólo compramos leche refrigerada y de calidad”, explica.

Brache Arzeno aseguró que igualmente debieron lidiar desde los inicios de la planta con la leche adulterada.
“Todo el tiempo la adulteraban, pero nosotros tenemos equipos que detectan el agua en la leche”.

La entrada de productos libres de impuestos también ha sido causa de problemas en su momento. Esto es así porque los envases de empacado pagan impuestos, pero si la leche entra ya empacada entonces no pagan aranceles.

Intentos de compra
Las ofertas de compra de multinacionales tampoco paran, la respuesta pese a los ataques y amenazas directas, siempre ha sido la misma: no.

“Todos los negocios tienen sus intríngulis, no todo el que es bueno en una cosa es bueno en otra”, afirma el empresario.

Recomendaciones
Para los que aspiran a emprender, Brache tiene una receta. “Lo primero es tener una meta y segundo trabajarla. Hay que trabajar por lo que tu quieres porque hay gente que quiere que caiga el maná del cielo y así no es”, dice.

Agrega que es indispensable saber respetar a la gente y no perder de vista la parte humana, que es lo más valioso.
“Tu no haces nada con ser un sabio sin tener relaciones humanas.

Yo tengo amigos que son brillantes pero no han llegado a nada por la forma y el creerse que son los que más saben”, expresa.

Datos familiares
Brache emigró a Santo Domingo en el año 1946 por motivos de estudio.
Su inclinación se debatía entre la ingeniería, la abogacía y la medicina.
De sus siete hermanos conserva gratos recuerdos.

La mayoría de ellos asumió posiciones en el negocio.
Con Elsa Álvarez procreó a Julio, Pedro, Elsa Julia, Braulio y Carmen María. Se define como un hombre felizmente casado después de sesenta y cinco años de unión matrimonial. Sus cinco hijos son los encargados del traspaso generacional que ya experimenta la compañía.

Define a República Dominicana como un gran país.
“Todo lo que tenemos que hacer es estudiar, trabajar, producir”, esa, considera es la fórmula para sostener el crecimiento de personas o empresas.

Otros datos

Así se define el grupo
—1— Experiencia
Rica es un grupo corporativo con más de 50 años de experiencia en la rama alimenticia del mercado dominicano
—2— Exigencias
Son estrictos en cuanto a las normas para garantizar la calidad.



Anyelo Mercedes

Noticias Relacionadas