Brache: “para venir a la Rica tomé una licencia de trabajo”

Julio Brache: “para venir a la Rica tomé una licencia de trabajo, todavía me esperan”

Julio Brache: “para venir a la Rica tomé una licencia de trabajo, todavía me esperan”

Brache ha cedido la administración del Grupo Rica a sus hijos, a quienes desde muy jóvenes involucró con el negocio. ELIESER TAPIA

SANTO DOMINGO.-Ser profesional de la medicina destacado es un valor agregado bien valorado en cualquier sociedad, podría ser también un motivo y hasta un obstáculo que incite a rehuir un emprendimiento nacido de una idea de momento y en un rubro que no se domina.

En el caso del doctor Julio Brache Arzeno, un apasionado cirujano, médico militar, profesor universitario y primer director del Hospital Francisco Moscoso Puello en ese momento con veinte años de experiencia, el comprar seis vacas para producir leche se le ocurrió, según dice, no sabe cómo.

En la actualidad, el colectivo empresarial que resultó de esa inversión inicial es el principal productor y procesador de leche en la República Dominicana, se trata del Grupo Rica.

Pasión por la medicina
Julio Brache es oriundo del municipio Moca en la provincia Espaillat.
Nació en 1927 del matrimonio conformado por Julio César Brache y María Arzeno junto a otros siete hermanos (es el segundo de la lista) y su enfoque, desde que tuvo conciencia, fue la medicina.

“Toda mi vida desde que fui estudiante me apasione por la medicina, me gradué en el año 1952 trabajando en el Hospital Juan Pablo Pina.

En ese entonces mi pasión era la cirugía y trabajé allí con los mejores cirujanos del momento”, refiere Brache.

La siguiente experiencia la tuvo en el Hospital Militar Docente Ramón de Lara trabajando como teniente médico y posteriormente a la dirección del Moscoso Puello como ya citamos.

Esa posición la dejó para irse como cirujano al Hospital Salvador B. Gautier donde estuvo por siete años.

El invento
El capital inicial par iniciarse como productor de leche fue de 1,200 pesos, pues cada vaca le costó RD$200. Las compró en Río San Juan y las trajo a Santo Domingo para que pastaran en unas pocas tareas de tierra que tenía el abuelo de su esposa por el kilómetro 8 ½ de la carretera Sánchez.

Les invitamos a leer: Julio Brache sorteó todo tipo de dificultades al liderar una empresa familiar

Diariamente, antes de irse al hospital, hacía de ganadero y pasaba a recoger la leche que era luego vendida por Elsa Álvarez entre sus vecinos de la zona universitaria.

Para 1965 el número de vacas había aumentado a unas sesenta y la familia había adquirido unos terrenos en Villa Mella.

Ya tenían un ayudante para que Elsa distribuyera la leche en un triciclo.
Brache confiesa que preferían vender la leche entre los vecinos y no al gobierno porque la pagaba mal y tarde o no lo hacía (la cosa esta tiene sus años).

Sobreproducción
Pero empezó la revolución civil e incidió en una merma en las ventas y la cantidad de leche superaba la demanda del barrio, lo que les obligó a empezar a producir queso.

Esta condición les hizo pensar en iniciar una expansión inteligente adquiriendo una planta pequeña de cinco mil litros para procesar la leche.

Pero no era rentable.
Nace Leche Rica
Una compañía presidida por el puertorriqueño Jaime Vincent le propuso invertir el 25 de las acciones para adquirir una procesadora de 15,000 litros.

Además de la inversión de los socios, tomaron un préstamo de RD$80 mil en la Comisión de Fomento.
Vincent siguió invirtiendo en el proceso hasta hacerse accionista mayoritario “porque los socios dominicanos nos agachamos”, dice Brache.

Se planificó entonces la planta y se nombró como presidente de la compañía a Marino Cáceres, un exsecretario de agricultura y reconocido abogado mientras que Brache hizo de secretario.

Por el origen del entonces socio principal de la empresa, Puerto Rico, se le puso el nombre de “Leche Rica”, que además hacía alusión al sabor. “Me pareció una gran idea”, dice.

Licencia de seis meses
El negocio empezó a correr, pero el administrador designado en ese entonces trató, a espaldas de la sociedad, de crear una planta paralela que compitiera con Rica.

Una vez enterado de la situación, Brache solicitó una licencia de seis meses en el hospital hasta tanto solventaran la crisis. Cincuenta y un año después todavía le esperan.

Una de las cosas que destaca Brache y a la cual le asigna el éxito obtenido, es su sentido de médico.
“Cada vez que vengo a la Rica entro por el laboratorio. Desde el principio, decidimos regirnos de manera voluntaria por La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos”, explica Brache.

Perfil

Nombre: Julio Brache
Edad 95 años
Profesión: Médico y empresario.
Cónyugue: Elsa Álvarez

Rica permite compras de acciones libremente
Logro. RICA hizo historia al convertirse en la primera empresa dominicana que participa en el mercado de valores para que las familias dominicanas puedan construir patrimonio y generar ahorro mediante una inversión que les abre la posibilidad de ser parte de una empresa orgullo nacional por sus productos de alta calidad.

La empresa indica que quien esté interesado, sea una persona o una empresa, nacional o extranjera, puede abrir una cuenta en un puesto de bolsa a través de los agentes colocadores autorizados: Inversiones Popular y CCI Puesto de Bolsa. Estas instituciones financieras venderán acciones del fideicomiso de oferta pública creado para RICA a los inversionistas interesados.



Anyelo Mercedes

Noticias Relacionadas