Jean Alain califica como "una locura" acusación en su contra  

Jean Alain califica como «una locura» acusación en su contra  

Jean Alain califica como «una locura» acusación en su contra  

Santo Domingo.- “Puedo dormir en medio de una tormenta” con esa frase y haciendo referencia a una historia inicia su defensa el exprocurador Jean Alain Rodríguez principal acusado de Operación Medusa. 

Calificó el proceso en su contra como el más inhumano jamás visto en el país, donde los acusados son escogidos por el Gobierno con falsos testigos.

“Confío en la justicia y en nuestros jueces, soy un hombre de fe que está convencido de que tarde o temprano y con la ayuda de Dios la verdad prevalecerá y me hará libre”, dijo al juez del tercer juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, Amauri Martínez.

Mientras leía en una computadora sus argumentos y señalando hacia la barra del Ministerio Público, Rodríguez hizo referencia de que somos iguales ante la ley, pero no somos iguales hacia quienes procuran aplicar la ley.

“Lo que dice esa acusación es una de las locuras más absurdas que jamás se haya escuchado en un tribunal. En esa incoherente acusación no hay nada que pueda ser considerado racional”.

Les invitamos a leer: Ministerio Público: La defensa de Jean Alain Rodríguez miente sin reparos

“Todo el que está en esta sala de audiencia es menos inteligente de lo que era”, enfatizó el ex funcionario quien es el principal imputado en el supuesto entramado de corrupción que habría estafado al Estado dominicano con más seis mil millones pesos.

“Por escuchar esa acusación hoy somos más brutos».

Aseguró haber sido torturado psicológicamente “tengo tres años privado de libertad, he aprendido a vivir en precariedad y escasez”.

Manifestó además, que durante su estadía en la cárcel de Najayo por varios meses durmió sin una almohada.

“Han destruido mi familia, Si querían causar daño lo han logrado”.

Sobre el caso 

El pasado viernes, la defensa de Jean Alain solicitó al magistrado Martínez, dictar Auto de “No Ha Lugar” a favor del exprocurador, “por no figurar en la acusación una sola prueba en su contra”; ordenar que le devuelvan todos los bienes incautados por haberse demostrado que todos fueron adquiridos previo a ser Procurador.