Jueves, 14 de febrero, 2019 | 6:56 am

Investigar para limpiar



Haber detenido con vida a los presuntos responsables del asesinato del coronel Daniel Ramos parece que será fundamental para llegar al fondo del caso.

El asesinato extrajudicial de esos imputados hubiera impedido esclarecer todo lo que parece estar envuelto en la muerte de un oficial calificado como correcto por quienes le conocieron y trabajaron con él.

Ahora empiezan a salir informaciones que hubieran quedado enterradas con la muerte de los imputados y que pudieran dar luz del porqué puntos de drogas conocidos perviven y se expanden.

La Dirección Nacional de Control de Drogas reveló que en más de 20 oportunidades en tres meses atacó y cerró el punto de drogas en el que fue asesinado el coronel Ramos y que el mismo volvía a operar.

Sin dudas ese, que al parecer más que un punto de venta de drogas era una especie de centro de distribución, recibía protección de autoridades que pudieran también tener responsabilidad en la muerte del oficial.

La Policía tiene mucho que investigar, tanto para castigar a los responsables directos e indirecto de la muerte del coronel Ramos como para desenmascarar a los responsables de proteger a esos narcotraficantes.