Incumplimiento y negligencia - El Día Editorial

Incumplimiento y negligencia

Incumplimiento y negligencia

El alto incumplimiento de las normas de tránsito habla muy mal de cualquier sociedad. La sociedad dominicana ha reprobado esa materia de manera vergonzosa.

Violar las normas de tránsito es una especie de “deporte nacional”.
Ese es uno de los factores que han llevado al colapso urbes como las del Gran Santo Domingo y Santiago.

La impunidad ha sido el abono que ha permitido expandir ese problema.
Las autoridades llamadas a hacer cumplir las normas de tránsito se han mostrado indiferentes o incompetentes.

Los agentes de tránsito pareciera que solo consideran como violación a las normas de tránsito el transitar con celulares en las manos. Después miran con pasmosa indiferencia todas las demás violaciones.

El doble estacionamiento en calles de dos carriles ha convertido en imposible el tránsito en los sectores de todas las clases sociales.

La ocupación de parte de las calles con talleres o parte de comercios ocurre en prácticamente todos los sectores de la ciudad, sin que ninguna autoridad se dé por enterada.

La Digesett y los ayuntamientos, por su indiferencia o incompetencia, tienen mucha responsabilidad del colapso en el tránsito.



Avatar

El Día