Haití: Entre la crisis y el discurso de intervención militar

Haití: Entre la crisis y el discurso de intervención militar

Haití: Entre la crisis y el discurso de intervención militar

*Por: Fredery Burgos Sánchez 

Este es un tema muy controversial, ya que al  plantearlo hay quienes se atrevan de llamar «prohaitianos” a aquellos  que propongan  soluciones a a la actual crisis del hermano país. Sin embargo, los que poseen el discurso de invasión, no tienen ni la más remota idea o propuesta para darle solución a la crisis que vive el pueblo haitiano. El diálogo y la concertación entre actores debe ser lo primordial, pero como les digo; solo hablan de intervención, la cual ya ha sido un fracaso. Hoy podemos ver las consecuencias en la actual crisis social, política y económica, que vive esa nación.

Hay quienes hablan de una intervención militar en Haití. ¿Sería extranjera la intervención? ¿Ha hablado el presidente Luís Abinader de posibilitar una intervención militar en Haití? ¿Se ha  discutido en el Congreso Nacional la aprobación de una intervención militar en Haití?

Lea también: Ucrania vs. Haití

No creo que el presidente Luís Abinader, ni que en el Congreso Nacional vaya a incluir un debate de  intervención militar desde República Dominicana hacia Haití, ya que sería un grave error de ambos poderes.

Según el portal de la ONU:

“La ONU y la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH, en el periodo Junio de 2004 – October 2017, que inició el 1 de junio de 2004 por la resolución S/RES/1542 (2004), emitida por el Consejo de Seguridad y que se retiró bajo la resolución S/RES/2350 (2017), el 15 de octubre del 2017”. Tras 13 años de ocupación y sus consecuencias, memoria ante el olvido.

Muchos tienen el discurso de intervención militar, sin manejar las consecuencias que esta causaría o generaría en ambas naciones, tanto en Haití como en nuestro país (República Dominicana); no solo en lo económico, sino también en las pérdidas de vidas humanas, las estructuras. Además tomar el cuenta que la movilización de nacionales haitianos al país se haría de manera masiva.

La propuesta no debe ser de invasión, porque ya está nación (Haití) estuvo 13 años bajo la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH), además, el cuerpo militar agudizó aún más el problema social, donde predominó la violaciones de los derechos humanos de la población.

También, más allá de los argumentos esgrimidos por los defensores de una y otra posición, resulta evidente que esta fuerza de paz se llevó consigo un amplio historial de denuncias por uso excesivo de la fuerza, violaciones, hijos abandonados y una epidemia de cólera introducida al país en el 2010, por soldados de la MINUSTAH, que se cobraron la vida de más de 9,000 haitianos en su territorio.

En términos económicos y un estudio realizado por el Banco Central de la República Dominicana,  se plantea que:

“En materia comercial, se indica que el intercambio comercial informal fronterizo entre la República Dominicana y la República de Haití ascendió a US$429.6 millones en el año 2017, esto es, cuando sumamos exportaciones más importaciones. De este flujo, US$331.5 millones corresponden a exportaciones, lo que equivale al 7.5 % del total de exportaciones nacionales registradas durante ese año; y US$98.1 millones a importaciones, valor que supera por mucho los registros formales. Vale destacar, que al aplicar el ajuste para fines de la Cuenta Corriente de la Balanza de Pagos para los años 2018 y 2019, las exportaciones informales hacia el vecino país ascendieron a US$357.2 millones y US$345.9 millones respectivamente”.

Esto datos demuestran la importancia del comercio binacional entre ambas naciones, sin  dejar de mencionar la importancia de la mano de obra haitiana en los trabajos, donde datos obtenidos del 2021 según un estudio publicado el año pasado por el Instituto Nacional de Migración (INM) y por la Organización Mundial para las Migraciones (OIM); de que:

“Un 29 % de los trabajadores de la construcción en República Dominicana son haitianos, al igual que un 28 % de los empleados en la agricultura”.

Quienes enarbolan el discurso intervencionista deben de cesar, ya que una incursión de tropas extranjeras en el territorio dominicano hacia Haití, traería grandes dificultades para nuestro país (República Dominicana), porque no habría claridad de las consecuencias que esto nos podría causar como nación. También a la economía, por la inseguridad y la falta de mano de obra barata que es sin duda alguna es un propulsor de la economía dominicana.

La crisis haitiana en vez una intervención militar, lo que necesita es que los responsables como son Francia y Estados Unidos de la actual situación social, política y económica que vive en ese país vecino, en vez de armas; lo que deben es llevar inversión social que generen fuentes de empleos:. Además hacer un llamado a los líderes políticos, a la oligarquía y a las bandas criminales a qué cesen de sus actitudes y trabajen juntos por el bienestar y el desarrollo de su nación.

*El autor es Politólogo, egresado de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas, de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Recinto San Francisco. Analista internacional, ensayista de temas locales, nacionales e internacionales.



El Día

Noticias Relacionadas