Haití a la deriva

Haití a la deriva

Haití a la deriva

El papa Francisco repitió ayer en el Vaticano, lo que los últimos presidentes dominicanos han gritado hasta el cansancio: la comunidad internacional no puede abandonar a Haití a su suerte .

Y realmente está en olvidarse de ese conglomerado humano que habita la parte occidental de la Isla “La Española”.
Haití por sí sola no tiene la capacidad para encarrilarse por los caminos de la institucionalidad y el desarrollo material.

Cada día se encamina a una profunda crisis humanitaria, política y social.
Las potencias que por año se denominaron “amigos de Haití”, en la actualidad ni miran hacia el interior de ese país controlado por bandas criminales y políticos corruptos.

En Haití fue asesinado un Presidente, crimen que parmanece impune, como si se tratara de una forma de gritarle al mundo que ese país tocó fondo.

Hace tiempo que la haitiana superó la condición de crisis humanitaria, para convertirse en una crisis de la humanidad.

Pero los países desarrollados, los llamados a acompañar a Haití, lucen desentendidos o cansados de tantos intentos.
Posiblemente el camino más adecuado es implementar un plan en el que los protogonistas sean los mismos haitianos.

El llamado del papa Francisco ha sido hecho, falta ver si será acogido.



Avatar

El Día

Noticias Relacionadas