Habrá cine de calidad hecho en Jarabacoa

Habrá cine de calidad hecho en Jarabacoa

Habrá cine de calidad hecho en Jarabacoa

Jacqueline Sierra, actriz y productora de la película.

En República Dominicana, ¿se puede, realmente, hacer cine de calidad? ¿Con actores y actrices formados y con las condiciones de enfrentar retos a la altura de los estudios de Hollywood? ¿Con cámaras y un equipo de producción y fotografía para trabajar las más exigentes escenas? ¿Tenemos esa gama de talentos para hacer películas de largometraje que puedan participar en importantes festivales y que resulten valoradas en su justa dimensión.

Ese es el objetivo y la razón de ser del largometraje “Terreno de Esperanza” escrito por Hassan Morales e inspirado en la historia del peleador de La Habana, Alexei Collado, que cuenta con el apoyo de Hugo Rivalta, promotor cubano-americano de boxeo, guionista y actor graduado en la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños; y conocido por las películas The Cuban Way (2017), Dez Reais (2007), Bajo Habana (2003) y Utopía (2004). “Terreno de Esperanza” está en su última semana de filmación en locaciones y escenarios de Jarabacoa.

¿Y quién es Hassan Morales? Un director de cine con talento y gran experiencia en el campo del séptimo arte; y parte de la cátedra de edición y postproducción de la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños; y que con su experiencia y magisterio se suma a la industria de cine dominicano. Y, sobre todo, es el líder de la productora de cine y televisión Hprofilms SRL, debidamente constituida y registrada en República Dominicana.

Terreno de Esperanza” es un largometraje dominicano, que tiene el apoyo de la Asociación de Locutores de Jarabacoa (Asoloja), y los diputados Luis Vargas y Edwin Mejia. Además, cuenta con la  inversión de Ernesto Ariosa y Eduardo Sierra, mexicano que creyó en la historia de la película como un mensaje primordial para que los jóvenes reflexionen sobre sus decisiones y las amistades que en la juventud se dejan influenciar provocando que se descarrilen.

Contando una historia de reflexión y esperanza a través del deporte, en este caso el béisbol, se le ofrece una oportunidad de desarrollar el talento al personaje principal de la película que tendrá que enfocarse, esforzarse y perseverar para lograr que los scouts y cazadores de talentos los valoren en un partido para ver si le hacen algún contrato para jugar de forma profesional y así cumplir el sueño de sacar de la pobreza a la familia.

En esencia “Terreno de Esperanza” es un largometraje que reúne una amalgama de talentosos joven de la ciudad de Jarabacoa y los convierte en protagonistas de esta película tanto en las actuaciones como en la realización. De ahí que la película se convierte, al mismo tiempo, en una oportunidad para jóvenes recién egresados de estudios de las carreras de cine del país.

En perspectiva hay que valorar el apoyo de grandes profesionales de la industria que también se han sumado a la película, como el director de fotografía Miguel Luis  Olivier, español, con una trascendencia internacional, Ernesto Ariosa quien es uno de los managers de William Levy. También de Jesús Belele que con su experiencia es una guía constante para la película, Luz Marina Zapata quien con su exigencia no permite errores en la producción; Luis Vargas fundador del teatro Sucro y dramaturgo; Edwin Mejía, quien además de su historia en las artes se sumó a la realización de este film.

De igual forma Rannel Báez y EsteCine, escuela de cine de Azua, se suman al proyecto. No falta el aporte de jóvenes talentosos graduados de cine. En las distintas áreas de trabajo se destacan: Marling  Capellán, James Esteban y Liam Frangely.

En “Terreno de Esperanza” se destaca la participación como actriz y diseñadora de producción de la comunicadora y productora del programa La Ruta de la Información, Jacqueline Sierra. Todos juntos de la mano de Hassan Morales se encuentran en plena filmación. La producción será presentada en festivales internacionales de cine y con una distribución que abarcará múltiples salas de cine de la región y el resto del mundo.

De acuerdo a los productores, la película cuenta con un presupuesto independiente y de poca inversión, pero con la voluntad de hacer una gran obra cinematográfica. “Terreno de Esperanza” buscará un espacio entre las grandes obras cinematográficas. Y se trabaja bajo la convicción que con bajo presupuesto, pero con una sólida historia, narrativa, producción, fotografía y dirección, se puede lograr un producto de calidad.

La película, de acuerdo a  Hassan Morales, será el inicio de muchas otras producciones con el talento local de Jarabacoa, desde el casting hasta el equipo técnico. Desde Hprofilms se trabajará para hacer un buen cine de calidad internacional y creyendo en el desarrollo, talento y la seguridad de que haremos muchas más cosas de cine y televisión desde la ciudad de la eterna primavera.



El Día

Noticias Relacionadas