Ha muerto un grande

Ha muerto un grande

Hay personas que parece serán eternos porque su accionar trasciende el tiempo, pero un día sorprenden con la muerte y pasan a habitar otro espacio.

Y realmente, si lo pensamos bien, son eternos porque aún después de muertos siguen gravitando en nuestras vidas.

Eso ocurre con una persona de la estatura de Johnny Ventura, un dominicano que logró la estratosfera como artista y con un compromiso social que quedó plasmado en su discografía.

Durante toda su vida pública, como artista y político, se ganó el cariño y el respeto de todos. Solo había que escucharlo para sentir lo orgulloso que él se sentía de ser dominicano,

Fue uno de los merengueros que más le cantó a la dominicanidad y a la cotidianidad.
Su repentino fallecimiento enlutece a un pueblo que aunque llore su muerte siempre lo recordará con alegría.

Un infarto múltiple fulminante lo sorprendió tan activo como el que más, a pesar de sus 81 años y más de 60 años en el arte.

Su arte está y estará presente entre los dominicanos, pues su nombre queda escrito en letras de oro en el corazón de un pueblo al que acompañó en los momentos felices y en grandes luchas políticas.

Johnny Ventura es recordado por sus hijos como un padre amoroso. A través de ellos le hacemos llegar nuestras condolencias a sus familiares y a sus muchos amigos y a su legión de admiradores.

Ha fallecido un grande, el Caballo Mayor, el negro que “respiraba miel por los poros”, el que le cantó a la revolución, al carbonero, al inmigrante, al pobre y a todos los dominicanos.
Descanse en paz Johnny Ventura, vaya con Dios señor Juan de Dios Ventura Soriano.



Avatar

El Día

Etiquetas

Noticias Relacionadas