Miércoles, 16 de octubre, 2019 | 12:15 am

Gadejo incomprensible



Me dejó despeinado (¡difícil despeinar un calvo!) la amenaza de Leonel Fernández de que tiraría al pueblo a las calles para impedir la habilitación electoral de Danilo Medina.

Esa falsa defensa de la Constitución es solo porque Leonel quiere cuarto y quinto periodos, pero impedirle un tercero a Danilo. Ha crispado innecesariamente al país por meses, dañando su economía (alzas del dólar), distrayendo al gobierno de asuntos de Estado, engranujando a la opinión pública. Lo peor de la endeble argucia leonelista es su simple incongruencia.

Si realmente el pueblo se opone a que Danilo pueda ser candidato, entonces 1) no podrá habilitarse, 2) no podrá ganar las primarias, y 3) tampoco ganará las elecciones.

Entonces, ¿cuál es el pánico? ¿Para qué tanto gadejo? ¿Les resulta imposible, sintiéndose dizque ganados, apiadarse del propio pueblo que dicen defender y bajar el chucho? Este debe ser un caso raro de un candidato que se cree ganador seguro, pero rehúsa competir voto a voto y apuesta al desorden y amenazas para imponerse. ¡Y cuánto falta!

Publicidad