Martes, 12 de noviembre, 2019 | 7:02 am

Funcionarios para tiempos de estrés económico



República Dominicana vive un periodo de estrés económico que requiere la concentración de todos los que tienen la responsabilidad de gobernar.

No hay espacio para las distracciones.

Aunque mantenemos estabilidad económica, estamos viviendo en el borde.
La situación política que vive el país afecta en la medida en que distrae la atención de los problemas fundamentales del país. Sin embargo, los que gobiernan no tienen la opción de la distracción.

El turismo atraviesa una de sus peores crisis de la historia reciente.
El mercado cambiario anda nervioso.
Productos agropecuarios esenciales han aumentado de precio.
La inversión extranjera muestra mucha timidez.
El crecimiento del comercio está por debajo de la media del PIB.
Todas son situaciones que requieren que los que nos gobiernan se dediquen a tiempo completo a gobernar.
La situación del país obliga a tener funcionarios 24/7, como se dice.
El Presidente de la República ha insistido en que la prioridad para sus colaboradores es dedicarse a sus funciones públicas.

Quienes sientan la obligación o necesidad de dedicar una parte importante de su tiempo a la actividad política, le harán un gran bien al país si en sus funciones públicas les dan paso a otros dispuestos a poner su alma y corazón en las labores de gobierno.

No se trata de que los máximos responsables de atender las áreas vitales del Gobierno abandonen su condición de entes políticos, pues la administración del Estado en sí misma es una acción política.
A lo que nos referimos es que en estos momentos de estrés económico que vive el país los responsables de gobernar tengan esta tarea como su prioridad y que se dediquen a ella a tiempo completo, no solo en horario de oficina.