Fiebre reumática, una complicación inflamatoria que afecta al corazón

Incidencia. Afecta con mayor frecuencia a los niños entre 5 y 15 años. Síntomas. Suelen aparecer de dos a cuatro semanas después de la infección por estreptococo.

312
Aproximadamente 30 millones de personas viven con cardiopatía reumática y 305,000 mueren cada año por esta condición.

La fiebre reumática es una complicación inflamatoria de la infección por estreptococo del grupo A (amigdalitis o escarlatina), causando afección del corazón, articulaciones, sistema nervioso y piel.

A partir de esta se desencadena una reacción inmunológica inadecuada, que permite que se desarrollen anticuerpos contra los propios tejidos del individuo.

Esto sucede porque la bacteria contiene una proteína similar a una que se encuentra en ciertos tejidos del cuerpo.

Cynthia Rosario, cardióloga pediatra de los Centros de Diagnóstico y Medicina Avanzada y de Conferencias Médicas y Telemedicina (Cedimat), explica que debe darse una combinación entre germen, condiciones ambientales y paciente para que se produzca la fiebre reumática, afectando de manera grave y permanente los tejidos, sobre todo las válvulas del corazón y causar insuficiencia cardíaca.

Síntomas
Los síntomas varían de acuerdo con el órgano afectado y pueden cambiar durante el curso de la enfermedad.

“Inicialmente el cuadro clínico de la faringoamigdalitis se caracteriza por fiebre de inicio repentino, dolor de garganta, dificultad para tragar, dolor de cabeza, náuseas y vómitos. Cuando esta infección no se trata adecuadamente, aparece la complicación inflamatoria, generalmente pasadas dos a cuatro semanas de la infección inicial”, refiere la médica.

Añade que en ese momento aparecen los signos de inflamación desencadenados por el estreptococo, como son: la carditis, que es cuando se afectan los diferentes tejidos del corazón, principalmente las válvulas, esta se manifiesta con dificultad para respirar, dolor torácico y taquicardia, pueden auscultarse soplos cardíacos.

De igual manera, la artritis, pues característicamente la fiebre reumática afecta las grandes articulaciones, como rodillas y codos, y lo hace de manera migratoria, o sea, primero afecta una y luego otra, estas se presentan enrojecidas y dolorosas.

También está el eritema marginado, que es la erupción cutánea plana, enrojecida, de bordes irregulares, que suele desaparecer espontáneamente; los nódulos subcutáneos, pequeñas induraciones o protuberancias por debajo de la piel; la corea, causada por la afección del sistema nervioso, se caracteriza por movimientos corporales espasmódicos e incontrolables, generalmente en pies, manos y cara, igualmente puede presentarse conducta inadecuada, como llanto o risa inapropiada.

Diagnóstico
La especialista indica que para establecer el diagnóstico se utilizan criterios mayores y menores, llamados criterios de Jones, que incluyen además de los señalados anteriormente, otros como fiebre, alteraciones en el electrocardiograma y algunas pruebas de laboratorio.

“Cuando se tiene sospecha de la enfermedad, una evaluación ecocardiográfica puede confirmar la afección, por lo que debe ser realizada independientemente de la presencia o no de soplos cardíacos”, plantea Rosario.

Complicaciones
Aunque la condición afecta varios órganos, las complicaciones del corazón son las más temidas, debido a que puede afectar los diferentes tejidos cardíacos de manera irreversible, provocando daño principalmente a nivel de las válvulas, sobre todo las del lado izquierdo (mitral y aórtica), causando estrechez (insuficiencia o estenosis) de una o más, y que en muchos casos amerita cirugía de reparo o reemplazo.

Como consecuencia del daño valvular, se produce, además, insuficiencia, deterioro del músculo cardíaco y alteraciones del ritmo que ponen en peligro la vida, explica la galena. Cuando la infección estreptocócica es tratada de manera inadecuada, se incrementa el riesgo de padecer fiebre reumática. Además, una vez se padece, existe el riesgo de recurrencia con infecciones subsecuentes.

Pronóstico
Dijo que el pronóstico y la historia natural dependerán de la severidad de la carditis inicial y de la presencia de recurrencias, encontrándose una tasa mayor de resolución total en pacientes con la condición leve sin recurrencias. Influye también la edad de presentación del primer episodio, siendo más severo a menor edad y se ha encontrado mayor tasa de resolución en el sexo masculino.

Aunque su incidencia es mayor en condiciones de hacinamiento, pobre nutrición y poco acceso a servicios de salud, puede presentarse en cualquier persona expuesta al estreptococo.

En Estados Unidos, la prevalencia de fiebre reumática ha disminuido de manera significativa en el último siglo, sin embargo, sigue siendo una importante causa de enfermedad cardiovascular a nivel global.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, se estima que a la fecha se producen a nivel global 470,000 nuevos casos cada año.

Existen maneras de prevenirla
-La prevención primaria se logra diagnosticando y tratando adecuadamente la infección. Esto se consigue principalmente con uso de penicilina, y en el caso de pacientes alérgicos, se pueden utilizar otros antibióticos como macrolidos.

-La secundaria, consiste en evitar recurrencia de ataques de fiebre reumática aguda tras la exposición a estreptococo.

-- publicidad --