Fidelio Despradel propone legisladores y partidos de oposición fiscalicen compras del Gobierno por COVID-19

280
Alianza País, diputado Fidelio Despradel
Fidelio Despradel, diputado de Alianza País.

SANTO DOMINGO.- Con el fin de evitar que se repitan casos de corrupción en los procesos de compras y contrataciones públicas dirigidas a enfrentar la epidemia del coronavirus, el diputado Fidelio Despradel propuso que legisladores y partidos políticos de oposición participen de la reciente comisión de veeduría creada por el presidente Danilo Medina.

Según el diputado nacional por Alianza País, en este momento República Dominicana no ha podido avanzar en la compra de materiales de protección para el personal médico ni adquirir  otros insumos indispensables por culpa de las irregularidades que desde el Gobierno se cometieron en las primeras contrataciones.

Tras mostrarse de acuerdo con la solicitud de extensión del Estado de Emergencia presentada por el Poder Ejecutivo, Fidelio Despradel resaltó la necesidad de que durante la crisis el Congreso sea más vigilante y crítico ante las anomalías que se vienen denunciando en los medios de comunicación.

“Todas nuestras acciones y decisiones deben estar dirigidas a contribuir a soluciones lo más rápidas y eficaces posibles, que permitan superar esta crítica coyuntura histórica, procurando reducir, al mínimo posible las pérdidas de vida y los niveles de sufrimiento de nuestro pueblo”, declaró el diputado por Alianza País a través de una carta enviada al pleno de la Cámara de Diputados. Despradel, de 83 años,  se mantiene trabajando por medios digitales y telemáticos.

Masificar las pruebas y evitar el hambre

Fidelio Despradel exigió al Gobierno la aplicación sin más demora de pruebas masivas del COVID-19 en todo el territorio nacional, debido a que es una de las principales estrategias recomendadas por la Organización Mundial de La Salud (OMS) para identificar los contagios, aislar a los enfermos y detener el avance del virus.

El diputado advirtió además que si el Gobierno no toma las medidas a tiempo, en articulación con todos los sectores sociales, políticos y económicos, pronto el país estará afectado por el impacto de una “epidemia” igual o mayor que el COVID-19: el hambre generalizada.

A juicio de Despradel, se hace urgente un gran esfuerzo de unidad nacional para enfrentar esta crisis sin precedentes. Está en el Gobierno, dijo, la facultad de abrir las puertas a los esfuerzos unitarios como única garantía de proteger la salud y la vida del pueblo dominicano, y proteger a la población más vulnerable de los graves efectos económicos y sociales que surgen junto con la cuarentena y la paralización de la actividad económica.

“El pueblo dominicano a través de la historia ha demostrado que en los momentos más difíciles es capaz de unirse y guiado por sus mejores representantes superar grandes dificultades y tragedias. Esto se ha puesto en evidencia en las victorias alcanzadas contra múltiples tiranías, desastres naturales, invasiones extranjeras, entre otras. Estoy convencido de que en esta ocasión no será la excepción”, concluyó.

-- publicidad --