Fernando Tatis Jr. tras un logro poco común en las Grandes Ligas

119
El dominicano Fernando Tatis, de los Padres de San Diego, tira a la inicial durante el encuentro del miércoles 5 de mayo de 2021, ante los Piratas de Pittsburgh (AP Foto/Gregory Bull)

SAN DIEGO .- ¿Cuándo fue la última vez que vimos a un jugador que mezcla poder y velocidad en las bases a tal grado como lo hace el dominicano Fernando Tatis Jr.?

En sus primeros 43 juegos de esta campaña, Tatis ha disparado 17 cuadrangulares y se ha estafado 13 bases. De no haber caído en la lista de lesionados en dos trechos diferentes, Tatis habría llevado paso para registrar la primera temporada de 50-50 (50 jonrones y 50 bases robadas) en la historia de las Mayores.

A pesar de ello, el oriundo de San Pedro de Macorís podría estar en camino a hacer historia.

Con su base robada en la sexta entrada de la derrota de los Padres por 4-0 frente a los Mets la noche del sábado, Tatis quedó empatado con Trea Turner por el liderato de estafas en la Liga Nacional. El Niño también encabeza el Viejo Circuito en cuadrangulares, empatado con el venezolano Ronald Acuña Jr.

Por lo tanto, ¿qué tan raro es eso?Fer

Lo que significa

¿Cuándo fue la última vez que un jugador en cualquier liga terminó de líder en jonrones y bases robadas? Bueno, ha pasado mucho tiempo. Chuck Klein de los Filis de Filadelfia disparó 38 bambinazos y se estafó 20 bases para encabezar la Liga Nacional hace casi 90 años, en 1932.

Sólo ha pasado otras dos veces en la era moderna, y las otras dos sucedieron hace más de 100 años — Ty Cobb en 1909 y Jimmy Sheckard en 1903. No hace falta decir que el béisbol se encontraba en un lugar bien diferente en aquellos tiempos, pre-integración y pre-expansión.

El jugador más reciente que estuvo cerca de lograr la hazaña fue Matt Kemp en el 2011, cuando lideró la Liga Nacional en cuadrangulares y quedó empatado en el segundo lugar en bases robadas. Desde entonces, ningún jugador ha terminado dentro de los primeros tres lugares en ambos departamentos. (Y Kemp finalizó a 21 robos del líder, Michael Bourn).

Por supuesto, esos números cuentan para una sola liga. El único jugador en liderar las Mayores tanto en jonrones como estafas fue Cobb en 1909. Previo a la jornada del lunes, Tatis se encontraba a un bambinazo de su compatriota Vladimir Guerrero Jr. (18) y a cuatro robos de base de Whit Merrifield (17).

Por diferentes razones, esta hazaña es particularmente bien difícil de lograr. Primeramente, si estás conectando vuelacercas en cantidades, eso significa que no estás en las bases con frecuencia y por ende tienes menos oportunidades de estafarte una almohadilla. Y si estás en las bases, significa que no te volaste la barda. Es difícil combinar grandes números en ambas categorías a la vez.

Como si esto fuera poco, tienes que vencer a los especialistas en robos de bases y a los demás jonroneros de la liga. Es difícil lograr ambas cosas.

Aquí también es vital que Tatis se mantenga en salud. De no haberse perdido nueve juegos debido a una dislocación de hombro y luego ocho encuentros más tras dar positivo por COVID-19, el dominicano probablemente sería el líder en ambas categorías ahora mismo.

¿Por qué podría lograrlo?

A pesar de todo, existen razones creíbles para pensar que puede lograr la hazaña. La tasa de bases por bolas de Tatis ha ido en ascenso en cada una de las últimas dos temporadas, a la vez que su poder podría hacer que los lanzadores tiendan a tirarle con cuidado – colocándolo en base para que así pueda estafarse más almohadillas. Lo opuesto también podría ser verdad.

«No puedes lanzarle fuera de la zona porque lo vas a embasar … y te puede vencer en las bases», destacó el piloto de los Padres, Jayce Tingler. «Es una gran arma para tener a la ofensiva».

Al final, los cuadrangulares dependen de Tatis. El Niño claramente cuenta con la clase de poder para encabezar la liga en estacazos. Las bases robadas, por otro lado, son un producto de la filosofía de la organización. Ésa es una señal positiva para las probabilidades de Tatis. Ningún equipo corre tanto como los Padres, cuyos 61 robos de base son la mayor cantidad en Grandes Ligas–y nadie ni siquiera se les acerca. De su parte, Tatis se ha estafado 13 bases y sólo ha sido puesto fuera en dos intentos.

Básicamente, será una hazaña bien difícil de lograr para Tatis. Para cuando termine la temporada, el dominicano podría «sólo» encabezar la liga en cuadrangulares. Podría «sólo» encabezar la liga en robos de base. También podría terminar no siendo el líder en ninguno de esos dos departamentos, porque simplemente es bastante bueno en ambos.

Pero si existe un jugador que tiene posibilidades de conseguir este hito, tiene que ser Fernando Tatis Jr., ¿verdad?

FUENTE MLB

-- publicidad --