FBI y DNI de Colombia investigan asesinato de Moïse

FBI y DNI de Colombia investigan asesinato de Moïse

FBI y DNI de Colombia investigan asesinato de Moïse

La Policía de Haití mientras detenía a varios colombianos por el asesinato del presidente Jovenel Moïse.

SANTO DOMINGO.- El Gobierno de Colombia dispuso una investigación en colaboración con el Buró Federal de Investigaciones (FBI) sobre el asesinato del presidente de Haití ante la versión de que el grupo de colombiano detenido tras el magnicidio llegaron a la escena del crimen luego de que el mismo se perpetrara.

La versión inicial ofrecida por las autoridades de Haití luego del asesinato del presidente Jovenel Moïse ha empezado a ser cuestionada en la comunidad internacional.

El periódico EL TIEMPO, de Bogotá, publicó que un grupo de exmilitares colombianos que habían sido contratados por autoridades haitianas llegó a la casa de Moïses una hora después de ser asesinado y que dos de ellos fueron los que llevaron al hospital gravemente herida a la primera dama Martine Moïse.

La versión periodística, citando un informante en Haití, indica que unos 30 exmilitares colombianos fueron contratados para prestar seguridad a zonas exclusivas en Haití debido a la creciente delincuencia en ese país.

El FBI de Estados Unidos trabaja en colaboración con el DNI de Colombia, la principal agencia de inteligencia de esa nación suramericana.

La esposa sobreviviente

Martine Moïse fue llevada a Miami tras sobrevivir a las heridas que le infligieron los asesinos de su esposo y se espera que su testimonio se determinante para definir el curso de las investigaciones sobre el magnicidio.

La Policía haitiana apresó al grupo de colombianos a los que le atribuyó inicialmente la responsabilidad del hecho de sangre.

Sin embargo, las autoridades de Colombia manejan la información de que cámaras de seguridad circundantes a la residencia de Moïses establecen que los colombianos llegaron más de una hora después de la muerte del hoy extinto Presidente.

Contratistas de seguridad

El grupo de colombianos habría llegado a Haití como contratistas de seguridad suplidos por empresas de Colombia que se dedican a ofrecer servicios de seguridad.

Ha llamado la atención que los asesinos de Moïses penetraran a la vivienda sin encontrar mayor resistencia, pese a que la casa del mandatario estaba dotada de seguridad propia de un Jefe de Estado.

La versión del rotativo colombiano indica que “EL TIEMPO contactó a un informante en la isla, quien asegura que, según cámaras de seguridad, el Presidente fue asesinado a la 1 de la madrugada del miércoles 7 de junio. Otras imágenes registraron la llegada del comando de exmilitares colombianos y de dos haitianos. Esto habría ocurrido entre las 2:30 y 2:40 de la madrugada”.

El Director de la Policía de Colombia, informó este viernes que los colombianos implicados en el asesinato del presidente Moïse fueron reclutados por cuatro compañías y viajaron a la nación caribeña en dos grupos a través de la República Dominicana, mientras que Estados Unidos señaló que enviará a altos funcionarios del FBI y de Seguridad Nacional para que ayuden en la investigación.

Versión de Colombia

En una conferencia de prensa en Bogotá, el general Jorge Luis Vargas Valencia, director general de la Policía Nacional de Colombia, dijo que cuatro compañías habían participado en el “reclutamiento, la agrupación de estas personas” implicadas en el asesinato, aunque no identificó a las empresas porque sus nombres aún están siendo verificados.

Dos de los sospechosos viajaron a Haití vía Panamá y la República Dominicana, señaló Vargas, mientras que el segundo grupo de 11 llegó a Haití el 4 de julio desde territorio dominicano.

En Washington, la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que altos funcionarios del FBI y del Departamento de Seguridad Nacional serán enviados a Haití “en cuanto sea posible para evaluar la situación y ver cómo podríamos ayudar“.

El juez investigador Clément Noël le dijo al periódico de lengua francesa Le Nouvelliste que los haitiano-estadounidenses arrestados, James Solages y Joseph Vincent, declararon que, en un principio, los atacantes tenían planeado sólo arrestar a Moïse, no matarlo.

Noël dijo que Solages y Vincent estaban desempeñándose como traductores de los atacantes, reportó el periódico el viernes. El mismo rotativo citó palabras del fiscal Bed-Ford Claude, de Puerto Príncipe, quien dijo que le ordenó a una unidad investigadora de la Policía Nacional que interrogue a todos los agentes de seguridad cercanos a Moïse.

El Gobierno de Colombia dispuso una investigación en colaboración con el Buró Federal de Investigaciones (FBI) sobre el asesinato del presidente de Haití ante la versión de que el grupo de colombiano detenido tras el magnicidio llegaron a la escena del crimen luego de que el mismo se perpetrara.

La versión inicial ofrecida por las autoridades de Haití luego del asesinato del presidente Jovenel Moïse ha empezado a ser cuestionada en la comunidad internacional.

Fuentes de seguridad confirmaron a EL DÍA que Colombia estaba prestando colaboración en materia de seguridad al gobierno haitiano.

El periódico EL TIEMPO, de Bogotá, publicó que un grupo de exmilitares colombianos que habían sido contratados por autoridades haitianas llegó a la casa de Moïses una hora después de ser asesinado y que dos de ellos fueron los que llevaron al hospital gravemente herida a la primera dama Martine Moïse.

La versión periodística, citando un informante en Haití, indica que unos 30 exmilitares colombianos fueron contratados para prestar seguridad a zonas exclusivas en Haití debido a la creciente delincuencia en ese país.

El FBI de Estados Unidos trabaja en colaboración con el DNI de Colombia, la principal agencia de inteligencia de esa nación suramericana.

Martine Moïse fue llevada a Miami tras sobrevivir a las heridas que le infligieron los asesinos de su esposo y se espera que su testimonio se determinante para definir el curso de las investigaciones sobre el magnicidio.

La Policía haitiana apresó al grupo de colombianos a los que le atribuyó inicialmente la responsabilidad del hecho de sangre.

Sin embargo, las autoridades de Colombia manejan la información de que cámaras de seguridad circundantes a la residencia de Moïses establecen que los colombianos llegaron más de una hora después de la muerte del hoy extinto Presidente.

El grupo de colombianos habría llegado a Haití como contratistas de seguridad suplidos por empresas de Colombia que se dedican a ofrecer servicios de seguridad.

Ha llamado la atención que los asesinos de Moïses penetraran a la vivienda sin encontrar mayor resistencia, pese a que la casa del mandatario estaba dotada de seguridad propia de un Jefe de Estado.

Versión de EL TIEMPO

La versión del rotativo colombiano indica que “EL TIEMPO contactó a un informante en la isla, quien asegura que, según cámaras de seguridad, el Presidente fue asesinado a la 1 de la madrugada del miércoles 7 de junio. Otras imágenes registraron la llegada del comando de exmilitares colombianos y de dos haitianos. Esto habría ocurrido entre las 2:30 y 2:40 de la madrugada”.

El Director de la Policía de Colombia, informó este viernes que los colombianos implicados en el asesinato del presidente Moïse fueron reclutados por cuatro compañías y viajaron a la nación caribeña en dos grupos a través de la República Dominicana, mientras que Estados Unidos señaló que enviará a altos funcionarios del FBI y de Seguridad Nacional para que ayuden en la investigación.

En una conferencia de prensa en Bogotá, el general Jorge Luis Vargas Valencia, director general de la Policía Nacional de Colombia, dijo que cuatro compañías habían participado en el “reclutamiento, la agrupación de estas personas” implicadas en el asesinato, aunque no identificó a las empresas porque sus nombres aún están siendo verificados.

Dos de los sospechosos viajaron a Haití vía Panamá y la República Dominicana, señaló Vargas, mientras que el segundo grupo de 11 llegó a Haití el 4 de julio desde territorio dominicano.

En Washington, la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que altos funcionarios del FBI y del Departamento de Seguridad Nacional serán enviados a Haití “en cuanto sea posible para evaluar la situación y ver cómo podríamos ayudar“.

El juez investigador

El juez investigador Clément Noël le dijo al periódico de lengua francesa Le Nouvelliste que los haitiano-estadounidenses arrestados, James Solages y Joseph Vincent, declararon que, en un principio, los atacantes tenían planeado sólo arrestar a Moïse, no matarlo.

Noël dijo que Solages y Vincent estaban desempeñándose como traductores de los atacantes, reportó el periódico el viernes. El mismo rotativo citó palabras del fiscal Bed-Ford Claude, de Puerto Príncipe, quien dijo que le ordenó a una unidad investigadora de la Policía Nacional que interrogue a todos los agentes de seguridad cercanos a Moïse.



Avatar

El Día

Noticias Relacionadas