Martes, 12 de noviembre, 2019 | 3:31 pm

Familiares de víctimas de Balaguer reclaman anulación acuerdo UASD-Partido Reformista

Una comisión de catedráticos entregó la carta en la Secretaria General de la UASD.
Una comisión de catedráticos entregó la carta en la Secretaria General de la UASD.


Santo Domingo.- Familiares de las víctimas de la represión política de los doce años de gobierno de Joaquín Balaguer,  junto a profesores y estudiantes de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), pidieron a la rectora del centro Enma Polanco, que anule el acuerdo firmado por la casa de estudios con el Instituto de Formación Política “Joaquín Balaguer”, una dependencia del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC).

Entretanto, la catedrática y directora del Instituto de Historia de la UASD, Reina Rosario, dijo que los doce años de administración de Balaguer fueron “un calvario de muertes, desapariciones, encarcelamientos políticos, torturas, persecuciones y exilios”.

Los solicitantes realizaron una ofrenda floral en el atrio del Alma Mater, lugar donde el 4 de abril de 1972 cayó abatida de un disparo en la cabeza, la estudiante Sagrario Ercira Díaz Santiago, mientras se matriculaba.

Los firmantes de la carta a la rectora de la academia aseguran que en la administración balaguerista fueron afectadas por la represión unas 11,500 personas, según un levantamiento del Museo de la Resistencia. “Ese acuerdo, por tanto, es un pacto con los verdugos del pueblo”, añadieron.

Refirieron que la UASD fue agredida militarmente y ahogada económicamente por las administraciones del Presidente Balaguer.

Al hablar en nombre de un grupo de catedráticos e historiadores, Reina Rosario indicó que el acuerdo con el Partido Reformista ofende la memoria historia de la sociedad dominicana.

“Si estamos aquí en torno al busto de Sagrario Díaz –puntualizó- es porque un grupo de docentes, estudiantes de la UASD y ciudadanos, muchos de ellos egresados de esta alma máter, entendemos que dicho acuerdo es una afrenta a la memoria histórica del pueblo dominicano”.

Rosario recordó que el doctor Joaquín Balaguer fue suspendido de la universidad, mediante la Resolución número 4 del 10 de octubre de 1962, por su apoyo a las tropas policiales que protagonizaron la matanza de estudiantes y profesores el 20 de octubre de 1961.

“Ese día -recordó la historiadora- hubo cincuenta y siete heridos y cinco muertos, casi todos de esta universidad; algunos de los cuales fueron lanzados de azoteas”.

“Por esa muestra de falta de humanismo y vocación sanguinaria Balaguer recibió su sanción. El 10 de enero de 1962 el Consejo Universitario, como una muestra de valentía, por medio de la Resolución No. 4, suspendió a ese Balaguer de su cargo de profesor en esa Facultad de Ciencias Jurídicas, que hoy firma con el PRSC un acuerdo”.

Explicó que como maestros de historia están en el deber de promover la conciencia histórica critica en los estudiantes. “Y es esa conciencia crítica la que nos dice que no podemos quedarnos indiferentes ante este acuerdo con una organización política que tiene como figura cimera a Joaquín Balaguer y su impronta”.

La directora del Instituto de Historia de la UASD aclaró que la oposición al acuerdo con el reformismo no es motivada por el resentimiento, sino por la ocurrencia de hechos históricos que no pueden ser desconocidos.

Entre los opositores asesinados en el gobierno de Balaguer, Reina Rosario citó a Amín Abel, que da el nombre a la Facultad de Ingeniería y Arquitectura; Homero Hernández, Amaury Germán Aristy, Virgilio Perdomo Pérez, Bienvenido Leal Prandy, Ulises Cerón y los periodistas Orlando Martínez y Gregorio García Castro (Goyito), entre otros.

Entre los desaparecidos, citó a Guido Gil, Henry Segarra y el profesor de la UASD Narciso González (Narcisazo).

“En varios días no terminaríamos de enumerar los muertos de Balaguer, observó la historiadora”.

Una comisión de profesores y familiares de las victimas deposito la carta a la rectora en la Secretaria General de la UASD, donde Juan Antonio Cerda Luna dio garantías de que sería entregada directamente a la rectora Enma Polanco.

Elsa Peña Nadal

Elsa Peña Nadal, viuda de Homero Hernández, representó a las viudas de los doce años de Balaguer., y consideró que el acuerdo con los reformistas es un irrespeto a la generación de luchadores abatida en ese tiempo.

“Hoy vine a llorar a todos los muertos de los doce años y a pedirle a la rectora Enma Polanco que anule es acuerdo para que no manche su gestión”, puntualizó.

Ángela Caba, directora del Museo de la UASD, consideró que Balaguer atentó por todas las vías contra la universidad, y expresó que ante hecho la casa de estudios no debe perder su coherencia histórica. “En una universidad con tantas heridas abiertas no puede haber cabida para Balaguer y los balagueristas”, precisó.

Aseveró que la firma del convenio es una oportunidad para contar la historia de los crímenes de esa administración a las nuevas generaciones.

El Acuerdo de Cooperación Interinstitucional entre el Instituto de Formación Política “Joaquín Balaguer” y la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la universidad del Estado, fue firmado el pasado 20 de febrero.

Según el pacto, el Instituto Joaquín Balaguer ofrecerá asesoría y acompañamiento en administración pública y en doctrina del humanismo cristiano, así como en los temas propios de ese instituto.