Domingo, 15 de septiembre, 2019 | 1:42 am

Falta de inversión afectará el desarrollo de Latinoamérica

Crecimiento. El BID prevé grandes impactos sobre el PIB por escasez de inversiones en América Latina y el Caribe.

La falta de inversión relentizará el crecimiento de la región.  archivo
La falta de inversión relentizará el crecimiento de la región. archivo


SANTO DOMINGO.-El desarrollo de América Latina y el Caribe se ve fuertemente afectado por la falta de inversión en infraestructura, cuyo costo aumenta con el tiempo, según un nuevo informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El mismo analiza los sectores de electricidad, transporte, telecomunicaciones, agua y saneamiento en seis países representativos de la realidad que atraviesa la región: Argentina, Bolivia, Chile, Costa Rica, Jamaica y Perú.

En promedio, se calcula que el costo de no añadir capital nuevo al “stock” existente en los países de América Latina y el Caribe seleccionados, equivale alrededor de un punto porcentual de pérdida de crecimiento del PIB.
Dicho costo se eleva a 15 puntos porcentuales de crecimiento no alcanzado en caso de que la brecha persista por más de 10 años.

Esto equivale a cerca de US$900,000 millones tomando como referencia los niveles actuales del PIB de la región en su totalidad.

Se calcula que la brecha de inversión en infraestructura de la región es aproximadamente el 2,5% del PIB, es decir, unos US$150,000 millones anuales.

América Latina y el Caribe no solamente registran un retraso en los montos de inversión, sino también en su calidad, según el Informe Macroeconómico Anual del Grupo BID, que este año se centró en las inversiones en infraestructura.

“Los impactos varían entre países, dependiendo de sus estructuras económicas”, dijo Andrew Powell, asesor Económico Principal del BID y uno de los editores del informe.

“Nuestro análisis muestra cuán necesario es realizar más y mejores inversiones en infraestructura, abordando retos que abarcan desde una más adecuada identificación de los proyectos hasta restricciones en el financiamiento”, agregó el experto.

La falta de una mayor inversión en infraestructura perjudica especialmente a los sectores más pobres, probablemente porque dedican una mayor parte de sus ingresos a estos servicios.

El informe encontró que las familias que se encuentran entre el 40 por ciento inferior de la distribución de ingresos perderán 11 puntos porcentuales de ingresos reales a lo largo de 10 años.

El informe también observa el modo en que las inversiones en infraestructura impactan sobre la productividad laboral en los diferentes sectores económicos.

Se estima que un shock positivo de crecimiento de solamente US$13,000 millones en Argentina, Brasil, Chile, Colombia y México, proveniente de inversiones en infraestructuras bien seleccionadas, podría impulsar el crecimiento de la región en 0,5 por ciento anual durante cada uno de los siguientes tres años.

1.7 Por ciento.
Es el promedio que el BID estima podría limitarse el crecimiento del PIB en la región en los años 2019-2021.