Evocan ejemplo revolucionario de Guido Gil, asesinado hace 46 años

0
2315

SANTO DOMINGO.-El Movimiento Popular Dominicano (MPD) recordó hoy a Guido Gil Díaz, dirigente de esa organización de izquierda, desaparecido el 17 de enero de 1967, durante en el primer gobierno de Balaguer.

“A 46 años de asesinato de Guido Gil, sus ideas y su sacrificio continúan siendo un faro de luz en la lucha contra los pulpos extranjeros que cada día se vuelven más voraces en la explotación de los trabajadores y en el saqueo de todos nuestros recursos naturales”, manifiesta Fernando Hernández, vocero nacional del MPD en una declaración de prensa escrita.

Señala que Gil Díaz, además de un destacado cuadro político del MPD, fue periodista, abogado, escritor y asesor del otrora Sindicato Unido del Central Romana.

Según el portavoz del MPD, el acompañamiento de Gil Díaz a la lucha de los trabajadores del Central Romana, entonces Gulf and Western, motivó una tenaz  persecución en su contra, hasta que fue apresado en el puente sobre el río Higuamo, en San Pedro de Macorís, el 17 de enero del año 1967 y desaparecido para siempre.

“Fue sacado del carro público en que se trasladaba desde La Romana hacia Santo Domingo por un tal Mirito Jiménez y otros verdugos que cumplían órdenes del general Simón Tadeo Guerrero, uno de los más grandes criminales de los funestos 12 años de Joaquín Balaguer”, dice Hernández al relatar como mataron a Guido Gil..

Afirma que a pesar de que su apresamiento fue presenciado por varias personas y del reiterado testimonio del chofer del carro en que se desplazaba, “ni siquiera se supo nunca dónde tiraron su cadáver”. 

“Días después el genocida Joaquín Balaguer dijo públicamente que esa era ‘una treta de los comunistas’ para desprestigiar a su gobierno, que él tenía informaciones de que Guido Gil estaba fuera del país, como diría después en el caso de Henry Segarra y Andrés Ramos Peguero. Balaguer, además de criminal, se burlaba del dolor de los familiares de sus víctimas”, dice Fernando Hernández.

Afirma que Balaguer y Teobaldo Rossell, administrador de la Gulf and Western-Central Romana, habían decretado la muerte del camarada Guido Gil, ya que lo acusaban de que supuestamente le había robado al emporio azucarero la fórmula química del furfural y se la había entregado al gobierno de Cuba.

“Lo cierto es que el camarada era tenazmente perseguido por su defensa de los trabajadores y por su sagacidad en lograr arrancarle conquistas laborales al pulpo extranjero. Bajo su asesoría, el Sindicato Unido doblegó al Central Romana cuando lo obligó a ceder ante reclamos laborales, producto de la aplicación del “paso de la jicotea”, que consistía en no declararse en huelga, pero trabajar de brazos caídos rindiendo un bajísimo porcentaje de lo normal”, indica el vocero nacional del MPD.

Considera que hoy los trabajadores dominicanos, y en especial lo del Central Romana, deben emular el ejemplo del Sindicato Unido de entonces y de su asesor legal, y emprender el camino de la lucha por sus reivindicaciones.

“Como homenaje a Guido Gil, los trabajadores tienen que desconocer ese sindicato amarillo y patronal que existe actualmente y que pretende ser representante de ellos, cuando en realidad es manipulado por los explotadores”, dice Hernández.

El Movimiento Popular Dominicano cree que la muerte de Guido Gil no fue en vano y resalta el hecho de que los trabajadores y el pueblo le recuerdan 46 años después de su caída, a Balaguer, Tadeo Guerrero y demás criminales “reposan en la fetidez, y si alguien los recuerda es con el más grande desprecio”.

-- publicidad --