Evita cometer el error de no dar mantenimiento a tu greca

Evita cometer el error de no dar mantenimiento a tu greca

La junta es una de las piezas más importantes de la cafetera italiana.

Muchos coffeelovers solemos cometer el error de no darle el mantenimiento que requieren nuestras cafeteras italianas (grecas), porque entendemos que su tecnología es bastante simple.

Y cuando olvidamos que las grecas, al igual que cualquier otra cafetera con mayor tecnología, necesita su cuidado especial, ahí empiezan a llegar los problemas cafeteros.

Entonces, para evitar los “dolores de cabeza” porque la cafetera te está dando problemas y el café no te está quedando como te gusta, hoy en lamejorhora.com vamos a hablarte de tres piezas vitales de la greca a las que debemos dar mantenimiento y cambiarlas cuando sea necesario.

La junta de la greca

Para empezar, hablemos de la junta, conocida como la gomita, ya que esta es una de las piezas más importantes de la cafetera italiana, aunque muchos lo ignoren.

Esa es la pieza que une la parte inferior de la greca con la superior y es la que permite sellar de manera hermética el interior de la cafetera para que el agua no se escape durante el filtrado del café.

Si esta pieza no funciona bien, tu café no subirá completamente a la copa de la greca, incluso, hay veces, que no sube nada de la bebida, y notarás que la cafetera filtra agua por los lados.

Uno de los problemas que más afecta a esta pieza es el constante calor que recibe, lo que provoca su rápido deterioro por el material de esta (goma y silicona, esta última es más resistente).

Revisar su estado

En efecto, es muy importante que revises siempre el es

tado de la junta, pues esta pieza se debe cambiar una o dos veces al año, dependiendo el uso que le des a tu greca.

Por suerte, es fácil de cambiar, económica y se encuentra en cualquier tienda. Aunque hay marcas de cafeteras que venden sus propios recambios, hay opciones genéricas que hacen un buen trabajo.

Y claro, antes de comprarlas, es importante que te fijes en el tamaño de tu greca, es decir, de cuántas tazas es, así la compra será más exacta.

Para evitar un percance, es recomendable que siempre tengas una de repuesta en casa, de silicona, preferiblemente, por si en algún momento deja de funcionar la que tiene tu greca.

Filtro de la cafetera

Otra de las piezas que necesitan mantenimiento cada cierto tiempo es el filtro de la greca, pues suele pasar que los sedimentos del café tapan sus orificios.

El filtro de la cafetera, que generalmente suele confundirse con el embudo o portafiltro, es la pieza que, como indica su nombre, filtra el café, evitando que el polvo suba a la copa de la greca.

Entonces, si los orificios del filtro se tapan, podría provocar que el café no suba correctamente.

Por eso, es importante que cada cierto tiempo desmontes todas las piezas de tu greca y les des un lavado profundo para evitar acumulación de residuos.

También hay quienes recomiendan lavar bien el filtro con un poco de jabón y agua caliente, y con una aguja verificar que todos los orificios estén destapados.

Afortunadamente, el filtro, que también es una pieza fácil de cambiar, generalmente, viene con la junta, es decir, que si compras una gomita extra para tenerla de repuesta en casa, puedes conseguir el kit de repuesto completo.

Esta pieza, al igual que la junta, se debe cambiar una o dos veces al año, dependiendo el uso que le des a tu greca.

Embudo o portafiltro

El embudo de la cafetera, que la mayoría de los coffeelovers le llamamos filtro, es otra pieza a la que debemos darle especial cuidado.

El portafiltro es la pieza donde echamos el café en polvo y uno de los conductores del agua.

En efecto, por su diseño, suele acumular sedimentos de café que no logramos alcanzar fácilmente.

Por eso, es importante que tratemos de lavarlo bien y cambiarlo una o dos veces al año, dependiendo de su uso. Para limpiar su interior, puedes utilizar un cepillo de botella estrecho.

Es muy importante que cuando vayas a retirarle la borra de café al embudo no lo golpees con la pared, pues eso le causa abolladuras que podrían afectar el sabor de la bebida.

Las grecas debemos lavarla muy bien luego de cada uso y eso no afectará el sabor del café. Incluso, es muy importante fregarla después de que termines de disfrutar la bebida, para evitar la acumulación de residuos.

¡Nos leemos en la próxima!



Leisy Torres

Leisy Torres