Domingo, 20 de octubre, 2019 | 6:36 pm

Evaluación de las IES



No hace mucho tiempo que empezó la fase de la autoevaluación de las Instituciones de Educación Superior (IES) dominicanas, para que respondan al plan de quinquenios evaluativos para el desarrollo del proceso de evaluación regulatoria.

De la mano de la entrañable amiga Lourdes Inés Concepción, encargada del Departamento de Evaluación Quinquenal del Ministerio de Educación Superior, Ciencias y Tecnología (Mescyt), hemos querido preguntarle sobre la Primera Jornada de Capacitación de las Instituciones de Educación Superior (IES) para desarrollar el proceso de autoevaluación.

A su manera es la continuación de la pasada Evaluación Quinquenal realizada apenas una semana atrás. Lo que sigue ahora es la explicación que se nos ha dado de esta agigantada labor de transformación educativa que constituye un plan de mejora y de aseguramiento de la calidad educativa.

El proceso de evaluación quinquenal contiene varios subprocesos, siendo el primero de ellos la planificación, que le corresponde al Mescyt. Luego de la planificación, continúa la autoevaluación, una fase donde las IES hacen sus levantamientos de evaluación interna; esta fase es en la que están todas la IES, y se denomina “Primera Jornada de Capacitación de Comités de Autoevaluación Educativa (CIAE) de las IES. Quinquenio 2019-2024”.

En este evento, la capacitación tiene por finalidad establecer un nuevo modelo de estándares, con características especiales; deben ser validados por las universidades. Esos “estándares generales” tienen que verse reflejados en esas IES, si es que quieren entrar al sistema de evaluación y acreditación de la calidad, que busca la estandarización de una calidad determinada para la educación superior.

Para las instituciones que no cumplan estos requisitos de la evaluación de la calidad, recibirán una serie de clasificación.

El modelo implica que hay una fase seguimiento a las instituciones, porque a todas les corresponderá un plan de mejora.

Y las que estén en condiciones excelentes, tendrán un plan de aseguramiento de la calidad, de mantenimiento de su condición de excelencia.

Y tendrán un seguimiento menos seguido; tendrán más autonomía. Las que estén bien, tendrán un seguimiento con una supervisión de tiempo particularizado.

Wilfredo Mora

Publicidad