Sábado, 17 de agosto, 2019 | 11:38 am

Estaban o no estaban



Los hechos han evidenciado que las informaciones no fluyen entre los organismos de inteligencia. Gran alboroto hubo desde que la Fiscalía de Puerto Rico reveló que en el país hay narcos escondidos para que un funcionario y después otro se contradijeran.

Es decir, que aparentemente nadie sabía o no se quería decir que se tenían informaciones sobre la presencia de esos extranjeros “peligrosos” en el territorio nacional.

Ahora resulta que 4 de la banda de boricuas han sido arrestados y 3 fueron enviados a la vecina isla. ¿Es el país o no un refugio de delincuentes? Sin embargo, hay que reconocer la efectividad de los organismos del Estado para actuar en la detención de esos alegados prófugos tan pronto se arma un alboroto.

Oscuridad
Hay que trabajar en el alumbrado de las vías públicas. En algunos elevados hay una oscuridad total que invita a los delincuentes a actuar a sus anchas en la comisión de sus fechorías.

No es nuevo que los malhechores acechan que las mujeres vayan al volante de vehículos, mejos cuando andan solas, para atemorizarlas y para robarles.

Si no hay un adecuado alumbrado, como deben garantizar las autoridades, entonces hay un mayor peligro para que los ciudadanos sean presa fácil de los “malditos delincuentes”.