Es el cambio climático

Es el cambio climático

Por segundo año consecutivo lluvias torrenciales llevan el luto a familias dominicanas y provocan daños materiales incuantificables.

Ya debemos irnos acostumbrando a no llamarlas lluvias inesperadas, pues desde diciembre del 2011 estamos viendo cruentos fenómenos atmosféricos para los que la actual infraestructura pública y las residencias privadas no están preparadas.

Todavía gran parte de la población y de su liderazgo no entienden que somos víctimas del cambio climático y que sus efectos tienen un altísimo costo económico.

Cada año tendremos periodos de fuertes lluvias o de intensas sequías, que los patrones del clima no son los mismos que conocieron nuestros agricultores, que tendremos más huracanes y de mayor intensidad.

El desastroso viernes 4 de noviembre de 2022 y ahora el terrible sábado 18 de noviembre del 2023 volverán a repetirse en el futuro.

Como pequeño país insular sólo podemos llamar la atención al mundo sobre este fenómeno y prepararnos para mitigar sus efectos.

En los próximos días nos entretendremos discutiendo sobre responsabilidades del derrumbe de los muros del túnel de la avenida 27 de febrero, mientras varias familias lloran y entierran a sus muertos y miles cuantifican sus pérdidas materiales.

Pero todo podría volver a ocurrir, con otros rostros para las víctimas, si no entendemos que los efectos catastróficos del cambio climático son una realidad que en República Dominicana es más tangible que en la mayor parte de los países del planeta.



El Día

Noticias Relacionadas