Encargado de negocios asume en embajada USA

Encargado de negocios asume en embajada USA

Thomas es diplomático de carrera que fue designado en el país por Trump en julio de 2020.

SANTO DOMINGO.-La embajada de los Estados Unidos vuelve a estar dirigida por un diplomático homosexual que está casado con otro hombre, lo que ocurre por segunda ocasión en la historia de las relaciones diplomáticas entre las dos naciones.

En esta oportunidad la representación diplomática recae sobre Robert W. Thomas, un encargado de negocios que fue nombrado en julio del 2020 como subjefe de la misión por el entonces president Donald Trump.

Thomas vino casado desde su país con Juan García, quien lo acompaña en su estadía en la República Dominicana desde su llegada al país. Thomas asumió la dirección de la embajada siendo ratificado por Biden con la condición de “Encargados de negocios”, en sustitución de Robin Bernstein.

El primer caso
El primer caso ocurrió con la designación de James “Wally” Brewster, quien luego de su ratificación como embajador de Estados Unidos ante la República Dominicana se casó legalmente con su pareja Bob J. Satawake. Brewster fue juramentado como embajador el 22 de noviembre de 2013 por el entonces vicepresidente Joe Biden.

El Gobierno dominicano nunca le concedió las credenciales como esposo del embajador a Satawake, porque las leyes dominicanas no contemplan el matrimonio homosexual. Para ser reconocido como diplomático, su país le nombró en un cargo menor en la embajada.

Embajada destaca larga relación con el país

Labor. Thomas permanecerá a cargo de la misión diplomática hasta el nombramiento por parte del Gobierno de los Estados Unidos de un nuevo Embajador en República Dominicana.

En un comunicado divulgado por la embajada de Estados Unidos se le atribuye haber dicho que su país «tiene una relación de larga data con la República Dominicana y durante esta transición, continuaremos construyendo sobre nuestra asociación duradera como el socio número uno de República Dominicana, trabajando juntos en la gobernabilidad democrática y la inversión transparente.



Avatar

El Día