En una misma dirección

En una misma dirección

Hace un año ya, empezó un cambio de gobierno a pesar de que a la administración de Danilo Medina le quedaba, todavía, algo más de un mes para concluir su período. Y pasaron aquellos 37 días y ahora un año. En la opinión pública de entonces se levantaban voces de temor por la salubridad.

La del 5 de julio de 2020 fue, en realidad, el segundo gran desafío de la democracia electoral dominicana en medio de una pandemia para la que no había ni siquiera una puerta falsa para una salida de emergencia.

Hubo que hacerle espacio al certamen electoral del 5 de julio y antes había sido necesario el montaje de las elecciones municipales del 15 de marzo, a continuación de las cuales fue solicitada por el Poder Ejecutivo la aprobación del estado de excepción por parte del Congreso Nacional. Y se procedió a inducir en las vidas pública y privada una rigurosa cuarentena de la que todavía sobreviven rasgos notables.

El tráfago, las novedades y la desesperación de algunos por volver a vivir los días prepandemia, deben de estar impidiendo la necesaria reflexión sobre el significado de los hechos que empezaron a tener lugar hace un año.

La democracia dominicana tuvo bastante solidez para superar el fallido proceso electoral de febrero, sobreponerse al trago amargo de la cuarentena un mes después y armar un tercer proceso electoral que devino en cambio de gobierno.

Hace un año y acá estamos. Es posible juntar las voluntades en una misma dirección.



Avatar

El Día

Noticias Relacionadas