En RD, ¿Puede venir un archi extra partido?

En RD, ¿Puede venir un archi extra partido?

En RD, ¿Puede venir un archi extra partido?

*Por Elías Ruiz Matuk

Ante la escenario que hemos planteado en un artículo anterior sobre la situación de los partidos políticos en el país, en el que ninguno, hasta el momento, puede llegar al poder si no existen alianzas entre ellos mismos y sabiéndose la gran controversia que existe dentro de las mismas organizaciones políticas, es menester pensar que el sistema tradicional caduca.

En un artículo publicado por Nelson Marrero, subdirector del periódico Hoy, éste manifiesta la naturaleza de los partidos en el Gobierno y de oposición que como estrategia y tácticas se detractan unos a otros, buscando el descrédito de los que gobernaron y utilizando como punta de lanza, el manejo de la situación económica y/o la malversación de los fondos públicos o la corrupción administrativa.

Los casos de corrupción que se conocen en la justicia, Medusa, Pulpo, Coral en el caso del Gobierno pasado y Operación 13, en el caso del presente Gobierno, crean una gran expectativa ante la sociedad en la lucha contra las malversaciones públicas.

La aprobación de la Ley de Extinción de Dominio, juntamente con las ya en curso como la Ley de Lavado de Activos y los casos anteriormente mencionados en la justicia, se considera es un paso para que los administradores de la cosa pública lo piensen bien, antes de cometer actos dolosos en contra del erario.

Pero, volvemos otra vez, a los partidos políticos. Son los mismos que circundan el panorama electoral en los últimos 50 o 60 años.  PRM (otrora PRD), PLD y ahora, Fuerza del Pueblo (FP) conjuntamente con los partidos pequeños que han constituido una fuerza minoritaria que mas bien han servido para “negociar” con los partidos mayoritarios para adquirir cuotas de poder en el Estado.

Es ahí a donde entra la advertencia de amigos extranjeros en el país, especialmente venezolanos, que albergan el temor de que en la República Dominicana “aparezca” un “San Juan de los Palotes” y se considere el archi, súper recontra de la política extra partido, el fenómeno Hugo Chávez, en Venezuela; y pesque en río revuelto y se alce con el “santo y la limosna”.  Los partidos tradicionales ven al archi en sus propios partidos.

Ante el avance de las redes sociales como medios de opinión pública y de presión social, este mecanismo también ha sido escogido por los políticos antes análogos, ahora análogos digitales para sus propósitos.

De hecho, en los países como Chile, Colombia, Bolivia y Perú, una de las herramientas escogidas por los otrora candidatos y hoy mandatarios de las respectivas repúblicas, escogieron los métodos de las redes sociales para alcanzar los votos de la que hoy pueden cantar victoria.

Aquí hay políticos así ya.   Y quien antes era un desconocido, como por ejemplo, el ahora diputado José Horacio Rodríguez, “conectó” con los votantes jóvenes de entre los 18 y 35 años, sin tener que asirse de slogans y  formas de campaña tradicionales.

¿Es posible que en la República Dominicana surja un “Chávez”?  ¿Un extra partido?

Aquel, ¿el de la imagen del salvador?.

Nosotros particularmente no creemos que esto suceda.  Ahora bien, todo depende del manejo de los que actualmente gobiernan, en el que se puedan reinventar y logren convencer de que el sistema de partidos aún puede prevalecer y administrar la cosa pública en beneficio de todos los ciudadanos.



El Día

Noticias Relacionadas