Domingo, 21 de julio, 2019 | 3:10 am

En el sexo, las mujeres se aburrirían más rápido que los hombres

0f20bbb81d648f2bd488c019394d28bd


¿El sexo es un entretenimiento? ¿Una necesidad? ¿Es un instinto? ¿Debería ser divertido? ¿Es una cuestión de géneros? Muchas preguntas e interrogantes surgen a partir de un estudio que habría revelado que, en la intimidad, las mujeres se aburrirían más rápido que los hombres .

Las investigaciones de campo del psiquiatra Andrew Gotzis, oriundo de Manhattan, en los Estados Unidos, fueron retomadas por la escritora Wednesday Martin en su columna de la revista The Atlantic para hablar sobre el deseo sexual en parejas monogámicas de larga data.

De acuerdo con la entrevista, Gotzis contó haber trabajado durante varios años con una pareja heterosexual con problemas sexuales. Tras veinte años juntos, el matrimonio tenía sexo al menos tres veces por semana. Y si bien parecería ser algo bastante frecuente y envidiable, la realidad era que la mujer manifestaba sentirse insatisfecha y aburrida.

“El problema no es que sean funcionalmente incapaces de tener relaciones sexuales o de tener orgasmos. O la frecuencia. Es que el sexo que tienen no es lo que ella quiere”, expresó el psiquiatra durante la entrevista.

Asimismo, Marta Meana, sexóloga de la Universidad de Nevada, Estados Unidos, también se refirió al tema en el portal Vice y opinó:”Las relaciones a largo plazo son difíciles para el deseo, y particularmente, para el deseo sexual femenino”.

El deseo y las parejas monogámicas de larga data, ¿son incompatibles?

Para escribir su artículo ‘The Boring Sex’, Wednesday Martin retomó un estudio publicado en 2017 por el British Medical Journal Open, que indicaría que tanto hombres como mujeres, con el tiempo, perderían interés en el sexo.

Según los investigadores y especialistas consultados, habría muchos factores que lograrían que la conexión emocional disminuya, y, por ende, también el deseo sexual. Para poder ver el panorama completo, Martín recopiló cinco estudios hechos en los últimos 15 años para demostrar que, más o menos, todos indicarían lo mismo en cuanto al deseo de hombres y mujeres.

¿Qué dicen los profesionales?
Cynthia Graham, autora del estudio principal, explicó que las mujeres tendrían el doble de probabilidades de sufrir de abulia erótica luego de comenzar una relación seria.

De acuerdo con el psiquiatra Gotzis, cuando se está en pareja estable el sexo se volvería algo corriente y habitual y no habría nada excitante que sumar al encuentro.

Al inicio de una relación, el apetito sexual estaría presente todo el tiempo y esto iría cambiando conforme avanza el tiempo, dijeron desde los autores de Sexual Desire and Relationship Duration in Young Men and Women.

En 2006, un estudio alemán, indicó que el impulso sexual de las mujeres comenzaría a descender una vez que la relación se torna segura y formal. Incluso bajaría aún más si se tienen hijos pequeños.

De acuerdo con el Journal of Sex & Marital Therapy, cuanto más tiempo tiene una relación, más disminuye el deseo sexual de las mujeres, pero no sucedería lo mismo con los hombres, quienes tendrían apetito sexual siempre.

¿Es realmente tan pesimista el panorama? ¿Tiene solución?

Valérie Tasso, sexóloga, escritora y fundadora del sex shop virtual ‘LELO’, localizado en España, explicó en el periódico online La Vanguardia, que la carencia de libido es un problema común que afecta tanto a hombres como a mujeres en algún periodo de sus vidas. Además, indicó que la pérdida de apetito sexual puede ocurrir por muchos factores, incluyendo el estrés, la falta de, la baja autoestima, la toma de fármacos, entre otros.

La especialista ha dejado algunos consejos para reavivar la llama de la pasión.

Identificar qué sucede en la relación. Comunicarse, hablar, intentar entender por qué no hay apetito sexual y preguntarle al otro qué le gustaría hacer.

Buscar estímulos. Pueden haber elementos excitantes para ambos; una película, literatura erótica, un masaje, disfraces, etc. “Hay que construir un puente entre ambos miembros de la pareja en la que el erotismo esté presente, hablando y sabiendo escuchar al otro. Por ello, hay que estimular el cerebro para generar las apetencias sexuales”, indicó Tasso.

Innovar para encontrar nuevas sensaciones. El placer es una búsqueda que hay que hacer a diario, porque se transforma, se entrena y se aprende. Usar la imaginación y hacer cosas nuevas es una forma de salir de la rutina.

No dudar en acudir a un profesional. Si la baja libido realmente está causando un trastorno en la pareja, entonces quizá sea momento de poder consultarlo con un especialista.

Tomado de Yahoo.com