En cáncer intestinal, pólipo serrado es difícil de detectar

En cáncer intestinal, pólipo serrado es difícil de detectar

En  cáncer intestinal, pólipo serrado es difícil de detectar

Los nuevos estudios plantean que se debe revisar con más frecuencia la aparición de pólipos.

SANTO DOMINGO.-Los médicos que examinan a pacientes para detectar el cáncer intestinal están cada vez más preocupados por un tipo de pólipo que es casi translúcido y, a veces, no se visualiza fácilmente durante la colonoscopia.

Aunque en algún momento se consideró inofensivo, el pólipo serrado o bulto plano que crece en el colon, tiene un filo parecido a una sierra,

Los nuevos estudios plantean que se debe revisar con más frecuencia el cáncer intestinal en las personas que tienen pólipos serrados, según describe la Mayo Clinic Healthcare.

Cáncer colorrectal
El cáncer intestinal, conocido como cáncer colorrectal, empieza en la última parte del tracto digestivo, en el colon, y normalmente con pólipos pequeños que cuando son benignos no provocan síntomas, pero gradualmente se vuelven cancerosos.

La detección del cáncer colorrectal sirve para encontrar y extraer los pólipos antes de que se vuelvan cancerosos. Existen tipos diferentes de pólipos y, hasta hace poco, los médicos no se preocupaban por los pólipos serrados.

“La perspectiva respecto a los pólipos serrados ha avanzado mucho en las últimas dos décadas y se ha pasado de verlos como lesiones benignas que no se convierten en cáncer a reconocerlos como lesiones capaces de provocar hasta el 33 % de todo el cáncer colorrectal”, indicó el doctor James East, gastroenterólogo de Mayo Clinic Healthcare en Londres, en un comentario de la revista Gut (Intestino).

Vigilancia
East indica: “No existen datos que indiquen si hay que vigilar más estrechamente el cáncer colorrectal en las personas que tienen pólipos serrados, pero un nuevo estudio de gran tamaño, realizado por el doctor Dan Li y sus colegas en Kaiser Permanente y publicado en Gut, ahora plantea que quienes tienen solo pólipos serrados o también otro tipo de pólipo, llamado adenoma, posiblemente requieran colonoscopias con mayor frecuencia”.

Precursor del cáncer
Desde hace mucho se considera que los adenomas son los precursores del cáncer y el estudio de Kaiser Permanente muestra que los pólipos serrados aumentan el riesgo para cáncer en más o menos igual cantidad que los adenomas y que la presencia de ambos tipos de pólipos aumenta todavía más ese riesgo, anota East.

El gastroenterólogo de Mayo Clinic Healthcare explica que es preciso investigar más para refinar el cálculo del riesgo para cáncer en las personas que tienen solo pólipos serrados o también adenomas a fin de determinar el mejor método de examinar a cada paciente.

Una posibilidad es dejar de lado las mediciones del riesgo por tipo de pólipo y, en su lugar, concentrarse en marcadores como la cantidad de pólipos.

Factores de riesgo

—Prestar atención
Se debe prestar atención a los factores de riesgo como obesidad, alimentación con alto contenido graso, hábito de fumar y consumo elevado de alcohol, o con enfermedades inflamatorias del intestino, como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerativa.



Avatar

El Día

Noticias Relacionadas