Empleados tildan de insignificante aumento salarial - El Día Económicas

Empleados tildan de insignificante aumento salarial

Empleados tildan de insignificante aumento salarial

Patronos y empresarios discutieron durante meses antes de llegar a un acuerdo sobre el aumento.

*Por Brenda Féliz

SANTO DOMINGO.-Empleados privados y amas de casas calificaron como “un placebo” el aumento de 14 por ciento al sueldo mínimo recién aprobado por el Comité Nacional de Salarios.

Indicaron que el alza de sueldo  no ha sido significativo y que sus ingresos aún no dan para cubrir la canasta familiar básica.

Asimismo, denunciaron que algunos patronos aún no concretan el alza de salarios en sus nóminas, pese a que debieron cobrarlo el pasado día 15.

“La canasta familiar está altísima, demasiado cara”, se quejó Arelina Sánchez, empleada de un colegio privado.

Asimismo, Margarita Acosta, madre dos niños, manifestó que, “económicamente me siento igual…es que todo está subiendo, eso (el aumento) se queda en lo que uno consume, es lo mismo. Mi sueldo junto al de mi esposo no alcanza, no resuelve nada”, expresó.

A mediados de mes, la buena noticia para los trabajadores fue el alza salarial que  coincidió con los días de compras de útiles escolares que cada año los consumidores catalogan como  “un dolor de cabeza”  debido a los altos precios.

Sin embargo, muchos declararon que no han sentido el alivio que esperaban. «Todo está caro”, dijo Robert Díaz, empleado privado, “un cuaderno de mediana calidad cuesta 60 pesos, así que creo es justo se aplique el aumento para uno cubrir esos costos”.

Comerciantes aún se resisten y trabajadores muestran miedo

De su lado, algunas federaciones de comerciantes aún se resisten a aplicar el aumento de sueldos a sus empleados, alegando que la economía se ha ralentizado y que sus ganancias no son suficientes para subir la nómina de sus negocios.

A  pocos días para cobrar el sueldo de fin de mes, muchos trabajadores esperan con ansiedad que sus patronos les apliquen el aumento.

Entre la resignación y la decepción el señor Díaz agregó que en la empresa que labora existe un incómodo silencio en torno al tema “aún no han hablado de aumento y el 30 creo que tampoco lo harán”.

Al ser cuestionado sobre si denunciará en el Ministerio de Trabajo explicó, “no, realmente no, esperaré a ver si lo hacen más adelante  y de no ser así lo pensaría, pero nunca me ha gustado ‘meterme’ en ese tipo de situaciones, porque no le veo mucho sentido, a menos que haya un gremio donde uno pueda ir y buscar protección, yo sólo no lo haría, es posible que la empresa tome represalias”.

Tal parece que los ciudadanos se sienten desprotegidos y tienen miedo de denunciar sus empresas frente algún atropello como la ausencia del aumento en su nómina, pues al hablar sobre denuncias lo hacen de forma tímida y recalcan que deben cuidar sus empleos.

Ejemplo de esto es el trabajador Sergio Valdez, quien se desempeña en el sector privado como vendedor de embutidos y al cual aún no le han aumentado el sueldo.

“Yo escuché que allá no van a aumentar porque recibimos un incentivo por ventas, no estoy seguro que sea cierto y no sé si es legal eso, yo denunciara pero tú sabes que uno tiene que cuidar su trabajo, aunque no creo que la empresa tome represalias porque el aumento es para todo el mundo”.

Rechazan argumentos del gremio empresarial

Los alegatos del sector empresarial en contra del aumento de sueldo se basaron en la falta de reclasificación de las empresas y en la probabilidad de despidos masivos por supuesta falta de liquidez.

Muchos de los entrevistados se pronunciaron en contra de la puja que armó el sector privado con el fin de no aplicar el alza salarial, afirmaron no creer su versión sobre falta de ganancias y la calificaron de excusas para no destinar más fondos de dinero en los empleados.

La semana pasada la Federación Dominicana de Comerciantes amenazó con paralizar el comercio a nivel nacional si el Ministerio de Trabajo establece multas a los comercios pequeños por no aplicar el aumento de 14 por ciento al salario mínimo.

“Como mipymes hacemos la advertencia al ministro de Trabajo y a sus inspectores, que si proceden a establecerles multas a lo que son los pequeños colmados, ferreterías y farmacias, al otro día va a estar cerrado ese pueblo y esa ciudad, y si persisten vamos a realizar paros escalonados hasta llegar a lo que es un cierre total del comercio a nivel nacional”, expresó  Iván García, presidente de la Federación Dominicana de comerciantes en ese momento durante una rueda de prensa.

Empero, sus amenazas no fueron bien vistas por una gran parte de la masa trabajadora que aseguró éste sector exige mucho trabajo pero nunca remunera en forma justa  y por esto consideran todavía el salario mínimo debe seguir mejorando.

A su vez, el viernes el Ministro de Trabajo Winston Santos exhortó a los trabajadores denunciar las irregularidades del aumento salarial en el departamento de inspección  del Ministerio de Trabajo.

Al igual que en el 2017 en el consenso final para el alza de salarios, sólo estuvieron presentes los representantes de los trabajadores y el gobierno.

Economía desacelerada

Luego que se estableciera para el mes de agosto un aumento de  14 por ciento del salario mínimo, comerciantes afirmaron que la economía en vez de dinamizarse ha desacelerado y atribuyen el fenómeno al aumento de la canasta básica.

Mientras, que otros aseguran sigue igual “la economía permanece frizada, está igual, las ventas no han subido y las clientas se quejan de que la cosa está difícil”, declaró Bernardo de Jesús Román Díaz, vendedor ambulante de frutas.

La mayoría de consultados aseguraron que desde los inicios de las discusiones  sobre el aumento de salario la inflación se dinamizó y perciben se dispararon los precios de varios productos que consideran básicos para subsistir.



Avatar

El Día

Noticias Relacionadas