Eloy exhorta a detener la propagación del virus

280
El dominicano Eloy Jiménez es un jugador establecido. AP

CHICAGO – Cuando terminó la conferencia telefónica con el dominicano Eloy Jiménez la noche del martes, el carismático jardinero izquierdo de los White Sox les dedicó unas palabras a los miembros de los medios de comunicación que seguramente hicieron sentir orgullosos al equipo y la alcaldesa de Chicago, Lori Lighfoot.

“Tengan buenas noches, disfruten su cena y quédense en casa”, dijo Jiménez. “Espero verlos pronto”.

Cuándo podrán reunirse nuevamente Jiménez, los medios de Chicago y los fanáticos de los White Sox es algo que está por verse, pues el béisbol sigue en pausa debido a la pandemia del coronavirus.

 

 

Jiménez, junto al derecho de los White Sox, Lucas Giolito, está poniendo de su parte para mantener al público informado sobre las prácticas recomendadas de distanciamiento social al grabar un anuncio para la campaña “We Are Not Playing” (No Estamos Jugando), junto a atletas de otros ocho equipos profesionales de Chicago.

“¡Hey, Chicago! Por favor, quédense en casa para que podamos volver a jugar béisbol”, dijo Jiménez en un mensaje difundido por la cuenta de Twitter de los White Sox.

El mensaje de Jiménez en dicha campaña fue básicamente el mismo que les comunicó a los medios el martes: Quédense en casa.

“Estoy agradecido de ser parte de esto”, dijo Jiménez. “Fue muy bueno poder ayudar, para que la comunidad entienda que esto no es una broma.

“Es un poco duro, porque lo que nosotros sentíamos era que estábamos listos (para jugar). Pero las cosas pasan por algo. Esto no está en nuestras manos. Lo importante ahora es mantenernos todos sanos”.

Desde que los entrenamientos fueron suspendidos a mediados de marzo, Jiménez se ha mantenido jugando videojuegos y descansando.

En cuanto a actividades físicas, viene haciendo flexiones, brincando la cuerda y bateando en el patio de su casa en Arizona, donde ha permanecido.

Jiménez extraña estar junto a sus compañeros, aunque el jugador de 23 años, quien dio 31 jonrones, empujó 79 carreras y dejó .828 de OPS en el 2019 como novato, se ha mantenido en contacto con los cubanos José Abreu y Luis Robert.

Jiménez también extraña a los fanáticos y a la ciudad de Chicago, pero más que todo, extraña jugar.

“Por eso es que, ahora mismo, es un poco duro, porque con todo esto no puedo hacerlo”, dijo Jiménez. “Si no fuera por esto, deberíamos estar jugando béisbol. Yo sólo quiero jugar béisbol”.

-- publicidad --