El verano llega al hemisferio norte: ¿Cómo se vive en República Dominicana?

El verano llega al hemisferio norte: ¿Cómo se vive en República Dominicana?

El verano llega al hemisferio norte: ¿Cómo se vive en República Dominicana?

Playa dominicana

El verano en la República Dominicana se manifiesta de manera intensa y característica, influenciado por su ubicación en el trópico y su proximidad al ecuador. Aquí te detallo cómo se manifiesta el verano en este país:

Temperaturas elevadas: Durante el verano dominicano, las temperaturas son altas y suelen oscilar entre los 28°C y 32°C en promedio. En algunas áreas del interior y en zonas costeras, especialmente en las regiones más bajas, las temperaturas pueden superar los 35°C.

Humedad: La humedad relativa es alta durante el verano, lo que contribuye a que el calor se sienta más intenso. Esto es especialmente notable en las zonas costeras y en la región sur del país.

Lluvias y tormentas: El verano es la época más lluviosa en la República Dominicana. Durante estos meses, especialmente de mayo a octubre, se presentan lluvias intensas y tormentas eléctricas, las cuales son comunes por las tardes o noches. Estas lluvias son fundamentales para mantener la vegetación exuberante y los cultivos.

Clima tropical: El país experimenta un clima tropical, con dos estaciones principales: la temporada de lluvias (verano) y la temporada seca (invierno). Sin embargo, incluso durante el verano, los días suelen comenzar con cielos despejados y soleados, con las lluvias concentrándose más hacia la tarde o noche.

Actividades estacionales: El verano es la época de vacaciones escolares y cuando muchos dominicanos y turistas aprovechan para disfrutar de las playas y los balnearios del país. Las actividades acuáticas, como el buceo, el snorkel y el surf, son populares debido a las cálidas temperaturas del mar Caribe.

Impacto en la agricultura: El verano es crucial para la agricultura dominicana, ya que las lluvias ayudan a regar los cultivos, especialmente en las zonas rurales donde la agricultura es una parte importante de la economía local.

El verano en la República Dominicana se caracteriza por altas temperaturas, humedad elevada, lluvias intensas y una atmósfera tropical que influye en las actividades cotidianas, el turismo y la agricultura del país.