El “tumbe” de policías con la droga en Barahona revive caso del Dican

El “tumbe” de policías con la droga en Barahona revive caso del Dican

El “tumbe” de policías con la droga en Barahona revive caso del Dican

Carlos Fernández Valerio, coronel de la Policía Nacional y exjefe del Dican, fue condenado a 20 años de prisión. archivo

Santo Domingo.-El secuestro de un agente de la Policía Nacional vinculado a un tumbe de drogas perpetrado por miembros de esa institución en la provincia de Barahona tiene las mismas características del denominado caso Dirección Central Antinarcóticos (Dican).

La maniobra, que no es nueva y se conservan de ella varios registros (al menos los que han llegado a saberse por errores de los involucrados), consiste en sustraerles el producto ilegal a sus traficantes, no reportarlo por las vías correspondientes y posteriormente comercializarlo.

El 27 de septiembre del año 2014 un grupo de agentes de la Dirección Central de Narcóticos, los cuales recibieron colaboración de dos miembros del Ministerio Público, realizaron un allanamiento en el residencial Michel del ensanche Isabelita II en el que fueron decomisados, según el expediente acusatorio, 950 kilogramos de cocaína.

En relación con la cantidad inicialmente se manejó la versión de que habían sido 1,200 kilogramos la cocaína decomisada.

Los implicados
En el caso estuvo involucrado el mismo director general del Dican en ese entonces, además del coronel Carlos Fernández Valerio, el mayor Luciano Gómez Cabrera, el jefe de operaciones de la entidad, Féliz Humberto Paulino López, el primer teniente Bárbaro Torres Beltrán y el sargento Pedro José Almánzar González.

También accionaron los fiscales Máximo Antonio Díaz Ogando y Ramón Augusto Veras Castro junto al cabo Agapito Muñoz Evangelista.

Las posiciones y rangos de los antes mencionados eran las que ostentaban al momento de cometer el hecho por el cual fueron condenados en 2016 a 20 años (Fernández Valerio, Gómez Cabrera, Díaz Ogando), 15 años (Almánzar González) y diez años de prisión al resto de los citados.

A los seis acusados del grupo les fueron ratificadas sus condenas en el 2018.
Otros casos
Si bien este es uno de los más notorios casos de corrupción policial, no es el único vinculado a la ya desaparecida (por disposición presidencial) Drección Central de Antinarcóticos (Dican), creada por el Consejo Superior de la Policía Nacional en el año 2008 y a otros Departamentos de la Policía Nacional que tuvieron la responsabilidad de lidiar con el tráfico de drogas previo y posteriormente a la creación por ley de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD).

Cítese por ejemplo, lo ocurrido en 2010, cuando dos de los jefes provinciales de la Dican (Coronel Franklin Peralta, en Santiago, y el mayor Miguel Rodríguez, en San Francisco de Macorís) fueron sorprendidos en hechos separados en transacciones de drogas junto a otras personas.

Imagínese usted a un capitán y encargado del departamento de Dajabón apresado con 24 libras de marihuana (ocurrió en 2014, el detenido fue Gilberto Abreu Guzmán).

Lo reciente
En el caso reciente, la Policía ha evitado dar mayores detalles de lo ocurrido en Barahona, detonado a raíz del secuestro del alistado Esteban Armando Féliz Batista tras supuestamente este haber demandado la parte de dinero que le correspondía.

Féliz Batista permaneció varias horas en manos de sus captores, quienes pedían un rescate de cinco millones de pesos. Sin embargo, su arma de reglamento no fue sustraída, ni tampoco la motocicleta en la que se desplazaba al momento del rapto.

El incidente del supuesto tumbe de drogas ocurrió hace alrededor de tres meses cuando varios de los agentes involucrados, adscritos a la Dirección Regional Sur de la Policía, no reportaron el hallazgo de un alijo de droga en el interior de un vehículo durante una requisa en la citada provincia, dejando escapar a sus ocupantes.
Batista ha sido suspendido y puesto bajo investigación, al igual que otros 11 agentes, según informó la Policía Nacional.

Operaciones

—1— Acción
En enero de 2015 el Ministerio Público allanó un inmueble de Carlos Fernández Valerio.
—2— Imputación
Los condenados fueron acusados de robar 1.2 toneladas de cocaína.
—3— Participantes
Se denunció que al menos 21 funcionarios corruptos robaban cargamentos de drogas.

Transformación de una institución cuestionada
Los cambios. El presidente Luis Abinader ha puesto en marcha una reforma policial con la cual espera adecentar la vida de los agentes, mejorar la relación de la institución de seguridad con el ciudadano y erradicar la corrupción de sus filas.

Los recientes movimientos en la institución del orden como la designación del mayor general Eduardo Alberto Then, no han impedido que sigan produciéndose casos como estos.

Then ha advertido que no permitirá “equipos de terror” ni la corrupción dentro de esa institución, mientras se impulsa la reforma interna.



Avatar

El Día

Noticias Relacionadas