El temor de la población aplaca propagación virus en San Francisco

186
La ciudad de San Francisco de Macorís, en la provincia Duarte, ha sido una de las más golpeadas por el coronvairus en el país. Foto cortesía de Telenord.

Dicen que por lo general el terror paraliza y precisamente esa condición ha tenido un efecto positivo para contener la expansión del nuevo coronavirus Covid-19 en San Francisco de Macorís.

Luego de convertirse en la primera provincia con casos comunitarias y aportar en su momento más de la mitad de los fallecidos, con una tasa de letalidad del 25 por ciento, la población vivió un repentino pánico y descubrió con la tragedia que el enemigo invisible que andaba en sus calles era capaz de matar.

En el boletín diez emitido por el Ministerio de Salud Pública que recogía el acumulado hasta las seis de la tarde del 27 de marzo, de los 39 fallecimientos registrados en todo el país, San Francisco de Macorís acumulaba 21, algo más de la mitad de todo el resto de lo acontecido en la geografía nacional.

La voz de alerta se disparó y las autoridades nacionales y locales fijaron su mirada en una población que en principio relajó las medidas de aislamiento y los controles recomendados para contener la expansión del coronavirus.

En las 24 horas entre los días 26 y 27 de marzo se registraron ocho muertes por el coronavirus, número similar a los fallecimientos ocurridos entre los días 24 y 25 de marzo. En esos dos períodos que totalizan 48 horas murieron 16 personas como consecuencia del coronavirus.

La periodista Adria Cruz, del tradicional periódico francomacorisano “El Jaya”, comenta que la gente está en pánico por la cantidad de muertes y además porque ya muchos de los fallecidos son gente conocidas.

Periodist del Jaya, en San Francisco de Macorís

“Mucha gente estaba molesta por las medidas (aislamiento) y no se acogían”, explicó Adria Cruz para luego explicar que tras los fallecimientos la gente comprendió la magnitud de lo que estaba ocurriendo y se atemorizó.

“Hay pánico y mucha ansiedad porque estamos viendo morir gente que conocíamos”, explica la periodista que desde la semana pasada se ha incorporado a las ruedas de prensa virtuales que cada día organiza la Presidencia de la República con el ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdena.

Sin embargo, luego del último pico y que sonaran las alarmas, la mayor parte de la población empezó a ser más riguroso con la aplicación de las medidas y a partir de ese fatídico 27 de marzo, el ritmo de nuevos contagios y muertes tuvo una dramática frenada.

Entre los boletines 11 y 15, que recoge los días del 28 de marzo al 2 de abril, solo se han registrado tres muertes nuevas (menos de una por día), pero también ha bajado el ritmo de contagiados por coronavirus.

El 19 de marzo San Francisco de Macorís apenas registraba un caso confirmado, el de la señora de Villa Rivas que desafió a las autoridades y que siguió una vida social en contradicción de las recomendaciones para evitar la propagación del coronavirus.

Sin embargo, ya en ese momento el virus estaba andando por la comunidad habiendo sido contagiado en las actividades políticas previas a las elecciones del 15 de marzo, en fiestas de celebraciones, carnaval y peleas de gallos.

El primer salto se produjo en el boletín 4 que recogía los casos acumulados al 21 de marzo y registró 17 positivos, 15 más que los dos del boletín anterior. Al día siguiente registró 10 casos más y así siguió la curva hasta llegar a 90 casos en el boletín 11 correspondiente a los acumulados hasta las 6:00 de la tarde del 28 de marzo.

En los últimos boletines se ha visto una reducción de casos, tanto contagiados como fallecidos, pues del 28 de marzo al 2 de abril solo se han producido tres fallecimientos y 22 nuevos contagios. El jueves fue el día más alentador para los francomacorisanos pues apenas registraron dos nuevos contagios, sin fallecimientos, eso a pesar de que se han incrementado la cantidad de pruebas aplicadas a sospechosos de coronavirus.

“Quedamos huérfanos de autoridades”

San Francisco de Macorís dio los primeros casos de figuras públicas que salieron positivos por el coronavirus. El país recibió con sorpresa que el alcalde electo, Siquió NG de la Rosa, y pocos días después se anunció que el alcalde actual, Alex Díaz, también dio positivo del coronavirus.

Se sospecha que ambos se contagiaron durante los últimos días de la campaña previo a las elecciones presidenciales.

El productor de televisión Roberto Neris describe la situación de su ciudad como preocupante porque el coronavirus ha afectado a la mayoría de las autoridades locales y a los que no ha contagiado, los tiene en aislamiento por padecer de situaciones de salud que los convierte en vulnerables.

Señala que fue hace poco que el Cabildo decidió cerrar el mercado, fuente de grandes aglomeramientos de personas, y también señaló que la comunidad haitiana residente en San Francisco de Macorís sigue sin acogerse a las medidas y andan por las calles sin protección alguna.

“Todavía hay mucha gente que anda por las calles sin protección. Los haitianos no han tomado medidas. Quizás sea necesario que también se hagan mensajes en el idioma de ellos con las recomendaciones”, señala Nerys, que también se ha incorporado a las ruedas de prensa virtuales de la Presidencia

El ministro de Salud Pública, Sánchez Cárdenas, aprovechó esa interacción con los periodistas para destacar la reducción de casos que se ha producido en San Francisco de Macorís y exhortar a la población que se acojan a las recomendaciones.

 

 

-- publicidad --