El ruido en Jarabacoa

El ruido en Jarabacoa

Jarabacoa se ha convertido en un destino ecoturístico por excelencia y uno de los principales lugares para segunda vivienda de los dominicanos.

La tranquilidad, el clima y la naturaleza son las principales razones por las que la gente va a Jarabacoa o se compra una segunda vivienda.

El ruido, la bulla, se está convirtiendo en un problema que ya preocupa a los que procuran el sano desarrollo de Jarabacoa.

El modelo turístico de este municipio es distinto al de “sol y playa” que se explota en las zonas costeras.
Este destino cuenta escasamente con unas 300 habitaciones formales de hoteles. Claramente el concepto de las villas predomina.

Con anterioridad el propietario solía tener conocimiento de las personas a las que le prestaba o alquilaba la villa, pero ese modelo ya cambió con la irrupción de plataformas como la de Airbnb.
Cualquiera alquila una villa a cualquiera sin que se tenga una idea del tipo de persona que va o las actividades que realiza.

La proliferación de esta modalidad para alquilar, sin que existan regulaciones locales, ha generado un descontrol que ya empieza a preocupar.

Las fiestas y francachelas a deshoras, sin control de los niveles de ruidos, destierran el sonido de las aguas al chocar contra las piedras, de las aves y los insectos propios de las noches de Jarabacoa.
El ruido va camino a convertirse en una plaga en este municipio ecoturístico.



Avatar

El Día

Noticias Relacionadas