Sábado, 17 de agosto, 2019 | 6:54 pm

El papa llama a reflexionar esta Navidad sobre la situación de los refugiados

El papa Francisco se comprometió a combatir los abusos.
El papa Francisco se comprometió a combatir los abusos.


Ciudad del Vaticano.– El papa Francisco afirmó hoy “que esta Navidad, este año, en particular, nos llama a reflexionar sobre la situación de los refugiados”, al recibir a los organizadores y participantes del tradicional concierto natalicio del Vaticano.

El pontífice llamó así a reflexionar sobre “los muchos hombres, mujeres y niños de nuestro tiempo, migrantes y refugiados, marchando para escapar de las guerras, de las miserias causadas por la injusticia social y el cambio climático”.

“Para dejar todo – casa, ¡Parientes, patria y ante lo desconocido, deben haber sufrido una situación muy grave!”, señaló el papa. Francisco recordó que también Jesús vino “de otro lugar” y “cuando la violenta ira de Herodes golpeó el territorio de Belén, la Sagrada Familia de Nazaret experimentó la angustia de la persecución y, guiada por Dios, se refugió en Egipto”.

La historia de Jesús, añadió Francisco, “recuerda que la mitad de los refugiados de hoy en el mundo son niños, víctimas inocentes de la injusticia humana”.

La recaudación del concierto de este año irá a proyectos de educación para niños refugiados en Uganda e Irak. Ante ello, instó a “una mayor coordinación, acciones más organizadas, capaces de abarcar a cada persona, grupo y comunidad, de acuerdo con el diseño de la fraternidad que nos une a todos” y abogó por crear “redes” de ayuda.

Destacó la necesidad de “educar a los pequeños entre los migrantes, es decir, aquellos que, en lugar de sentarse en sus pupitres con sus compañeros, pasan sus días haciendo largas marchas a pie o en vehículos improvisados y peligrosos”.

“Y, al mismo tiempo, se trata de educarnos a todos para dar la bienvenida y la solidaridad, para evitar que los migrantes y los refugiados encuentren indiferencia o, peor aún, que no se soporte en su camino”.

“La creación de redes con la educación es una solución válida para abrir las puertas de los campos de refugiados y permitir que los jóvenes migrantes ingresen en nuevas sociedades, encontrando solidaridad y generosidad y promoviéndolos a su vez”, añadió.