El mantenimiento del Puente Juan Bosch 20 años después

El mantenimiento del Puente Juan Bosch 20 años después

El mantenimiento del Puente Juan Bosch 20 años después

Ing. Teodoro Tejada, expresidente del Codia.

Por: Teodoro Tejada

El ministro de Obras Públicas, Ing. Deligne Ascensión, anunció el lunes 24 de mayo del año en curso que el Puente Juan Bosch se someterá al primer gran remozamiento, 20 años después.

En el país, hasta la fecha, no han existido acciones reales de políticas públicas de mantenimiento rutinario, fundamentado en la intervención de manera continua para mantener la infraestructura en buen estado, después de ser puesta al uso de los usuarios, reparando los mínimos daños que se presenten para evitar que la calidad de la obra entorpezca el servicio a la ciudadanía.

El trabajo que se ejecuta en esta ocasión en el puente Juan Bosch debe ser un mantenimiento periódico, pues dejar que esas juntas se deterioren de tal forma que hay que sustituirla, por no realizar un mantenimiento rutinario, ha traído como consecuencia que estas juntas perdieran sus características iníciales para las que fueron colocadas, dando lugar a que la estructura del puente haya sufrido daños que pudieran comprometer su vida útil, y habría que analizar si no se ha producido torsión en el tablero del mismo, lo cual resultaría su reparación de alto costo para el gobierno y problemas para los conductores, los cuales han visto deteriorarse sus vehículos en el tren delantero y trasero con grandes deterioros, afectando su salud, dado que el cuerpo humano recibe esos golpes directo en la cintura y la columna vertebral cada vez que impacta en estas placas.

El puente Profesor Juan Bosch, su nombre es un homenaje al extinto expresidente de la República, líder político y escritor. La construcción de esta majestuosa obra de la ingeniería moderna, se inició en el año 1998, en el primer gobierno del expresidente, Dr. Leonel Fernández e inaugurada por el expresidente, agrónomo Hipólito Mejía el 19 de diciembre del 2001.

Este es un puente construido con tramos de vigas prefabricadas, el cual tiene juntas, al igual que en el vano central entre pilones, es atirantado en voladizos sucesivos, donde tanto el tramo central y la parte antes de llegar a los pilones son continuo, por lo que es importante mantener el equilibrio de la carga en el tablero atirantado, para evitar que los cables de soporte se afecten.

 

El ingeniero Onésimo González, actual asesor del Ing. Deligne, resaltó que el cambio de esas placas era necesario, dado que las mismas tienen una vida útil de 15 años por lo que debieron de ser cambiadas hace cinco años.  Continuó diciendo en una entrevista para el matutino Listín Diario, que el período de vida útil de esas juntas es de 15 años, y que las mismas debieron ser cambiadas en el año 2016.

Lo expresado por el Ing. Onésimo Gonzales tiene dos lecturas, la primera es que ciertamente las juntas o placas del puente están altamente deteriorada que, compromete la calidad de la estructura misma del puente.

La segunda lectura es que, de acuerdo a una información del prestigioso matutino El Día, y leído recientemente en www.eldia.com.do, publicada el 9 de julio 2012, titulada “Obras Públicas instala nuevas juntas en el Puente Juan Bosch”, donde reseña  “Ingenieros y técnicos  de la constructora Norberto Odebrecht instalaron nuevas las juntas del puente Juan Bosch,  las cuales estaban deterioradas como consecuencia del paso del tiempo, el entonces ministro de Obras Públicas, Ing. Víctor Díaz Rúa aseguró que esos trabajos definitivos garantizaban la durabilidad en el tiempo de las juntas”, el cual informó también que el trabajo consistió en la remoción de las juntas existentes para reemplazar la loza y el metal deteriorado”.

Esto indica que obviamente hay dos explicaciones encontradas que es bueno que se aclare.

Lo importante es que estas nuevas sustituciones de las juntas del Puente Juan Bosch se hagan con la mayor calidad y hemos visto que se está fresando parte del asfalto de la capa de rodadura del tablero, es preferible en el tramo central atirantado fresar un ancho de un metro en ambos lados de las juntas, para mantener la carga en equilibrio como citamos anteriormente.

Lo bueno es que no se le aplicará una carpeta asfáltica arriba de la existente, o sea, sin fresar la carpeta vieja y oxidada, lo que le generá un fuerte sobre peso de la carga muerta de la losa continuas de este puente, que ya tiene 20 años de construido.

Hay que evitar se asfalten las juntas de expansión utilizada para disipar energía, las cuales aseguran que los movimientos totales de los puentes, que se proyectan sobre las juntas, se produzcan sin golpes en detrimento de los elementos estructurales, porque estas juntas asfaltadas producen grandes daños a los esfuerzos de borde del puente.



Avatar

El Día

Noticias Relacionadas