Martes, 21 de mayo, 2019 | 11:44 am

El maestro Rafael Solano se querella contra Alvarito por difamación y lo demanda por RD$100 millones

El maestro Rafael Solano al recibir un Latin Grammy especial en 2016.
El maestro Rafael Solano al recibir un Latin Grammy especial en 2016.


SANTO DOMINGO.-La Octava Sala Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional aplazó para la próxima semana el conocimiento de la demanda por difamación que interpuso el compositor Rafael Solano contra el periodista Álvaro Arvelo (hijo) y dos ejecutivos de la emisora Z101.

El maestro Solano se querelló contra Alvarito porque este dijo en el programa El Gobierno de la Mañana que la canción “Por amor” no la había escrito él, sino el también compositor Manuel Troncoso.

Laura Acosta y Nassef Perdomo, representantes de Solano, demandaron a Arvelo, al propietario y al director de la emisora, Bienvenido Rodríguez y Willy Rodríguez, al pago de una indemnización de 100 millones de pesos, por daños y perjuicios.

La jueza Diana Moreno reenvió el conocimiento de la audiencia para las 2:00 de la tarde a los fines de continuar escuchando los testigos de la defensa, que incluye a la comunicadora Consuelo Despradel.

Acosta adujo que durante todo el proceso los imputados no se han retractado y que a la audiencia de conciliación ni siquiera asistieron.

Sostuvo que en 65 años de carrera, el maestro Rafael Solano lo único que ha hecho es dedicarse a la música y al arte y que nunca ha tenido una polémica con nadie.

“La sanción correcta es que ellos además de una retractación hagan un resarcimiento al maestro Rafael Solano, pero sobre todo que ellos sean sancionados por la ley”, adujo.

Refirió que hace 46 años que el maestro Manuel Troncoso aclaró que la canción “Por amor” la escribió el maestro Solano.

Según el demandante, Arvelo también había dicho en la emisora que el fallecido cantante Lope Balaguer le había manifestado que la canción es de la autoría de Troncoso.

Los representantes del compositor aportaron al tribunal una carta que escribió Troncoso donde aclara que dicha canción es de la autoría de Solano.

Solano supuestamente escribió la canción y le encomendó a Troncoso que se la registrara en Puerto Rico.

De su lado, José Valdez, abogado de Bienvenido Rodríguez, adujo que su cliente no compromete su responsabilidad, por ser el dueño de la emisora, “es una querella que no tiene mérito y que se declarará la inadmisión”.