Domingo, 24 de marzo, 2019 | 10:55 pm

El corazón del emprendimiento



Sentada en mi escritorio, planteándome el tema de la columna de hoy, toca mirar atrás, pasar balance y tratar de resumir en unas pocas palabras lo que significa para mí la palabra emprendimiento.

Podría recitar lo que dice el diccionario o lo que dicen los expertos en el área, pero prefiero contarles lo que ha significado para mí dedicar tiempo, energía y esfuerzo a mi proyecto Encuentros Interactivos.

Luego de celebrar los siete años de esta plataforma de conferencias sobre comunicación, la cual cuenta con programa de radio y página web www.encuentrosinteractivos.do, tocó replantearme algunas cosas. Evaluar el pasado para lograr tener un futuro.

Sumar y restar. Y, lo más importante, tomar las decisiones necesarias. Lo que todos debemos hacer para seguir avanzando.

La mayoría de las personas están acostumbradas a ver solo las fachadas, los resultados, los éxitos y hasta los fracasos.

Pocos se detienen a ver lo que hay detrás, lo que se ha sacrificado, la milla extra que se corre, el cansancio fruto del esfuerzo y hasta el costo del producto terminado.

Eso lo veo a diario, en mi caso y en el de muchos que emprenden un proyecto que logra cierta notoriedad y aceptación.

Debo ser sincera y decir que ha habido momentos en los que la idea de “tirar la toalla” ha sido atractiva, porque ser empleada y construir tu propio sueño, además de encaminar una familia de tres hijos y una madre que dependen de ti, no es tan sencillo ni color de rosa.

Sin embargo, desde el mismo instante en que me planteé la idea de Encuentros Interactivos, a la que -en ese momento- yo misma le puse fecha de caducidad, inconscientemente sabía que sería difícil separar lo que siente el corazón para hacerle caso a la razón.

En mi participación en nuestra décima séptima entrega dije, que “para emprender es fundamental tener enfoque, saber lo que se quiere, tener disciplina, ser persistente y ser un poco sordo a lo que dicen, pero sobre todo ser apasionado”, pues sin pasión seríamos como un cántaro vacío.

Una de las razones por las que Encuentros Interactivos ha logrado calar y ser valorado es porque tenemos pasión por la comunicación, lo decimos constantemente y lo vamos demostrando en cada paso que damos.

De esas pasiones que convierten una idea en innovación, sin morir en el intento, agregando valor a nuestra comunidad.

Aunque soy de poco hablar y bajo perfil -valoro mi intimidad y paz mental-, tengo la fiel creencia de que todos tenemos el compromiso “de hacer por otros y de hacerlo bien”.

Publicidad