El caos fronterizo

El caos fronterizo

El caos fronterizo

No hay forma de cuantificar la cantidad de dinero que compromete a diario el Estado en salvaguardar la seguridad fronteriza.

A estas alturas la inversión y el apoyo en cooperación regional es incuantificable.

En la frontera que comparte la República Dominicana con Haití pasa lo que siempre ha ocurrido.

Hay que admitirlo. En esa franja territorial tenemos una seguridad muy cuestionada. Ya que se anuncian planes y controles sin un éxito comprobable, que con frecuencia se quedan en papeles y proclamas.

La magnitud del caos toma ribetes muy preocupantes cuando Estados Unidos, a través de su embajada acreditada en el país, hace fuertes restricciones a sus ciudadanos y empleados para viajar a un país que no está dentro de las naciones seguras.

Las autoridades dominicanas, ante este cuadro de restricciones debe mirar a qué nos exponemos como nación vecina cuando Estados Unidos llama a “evitar viajes terrestres a Haití desde la República Dominicana”.
Y no es todo. Esta restricción podría extenderse a turistas y ciudadanos comunes.

Una situación que, de darse, también por efecto de dominó terminaría afectando el talón turístico dominicano.

Entonces sí tendremos serios problemas, ya que se reflejaría en una economía que se dice en proceso de crecimiento.

Hayt que ponerle coto a ese inquietante caos fronterizo, de una vez por todas.



Avatar

El Día

Etiquetas

Noticias Relacionadas