EE.UU. sanciona al ministro de Fuerzas Armadas de Cuba; La Habana rechaza acusaciones

EE.UU. sanciona al ministro de Fuerzas Armadas de Cuba; La Habana rechaza acusaciones

Un hombre con mascarilla caminan este lunes en una calle de La Habana. EFE/Ernesto Mastrascusa

Washington.- Estados Unidos sancionó este jueves al ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de Cuba, Álvaro López-Miera, y a una unidad militar de élite conocida popularmente como “avispas negras” o “boinas negras».

El Departamento del Tesoro de EE.UU. anunció en un comunicado las sanciones, que responsabilizan a esas autoridades de la represión de las protestas antigubernamentales del pasado 11 de julio en Cuba. López-Miera es un hombre de confianza del expresidente cubano Raúl Castro, quien también ocupó durante décadas el cargo de ministro de las FAR en la isla; mientras que las “avispas negras” es el nombre popular de la unidad de élite conocida como brigada especial nacional del Ministerio del Interior.

Las sanciones bloquean cualquier activo que López-Miera o los integrantes de esa unidad de élite puedan tener bajo jurisdicción estadounidense, y prohíbe a las personas en Estados Unidos negociar con ellos.

“Este es solo el comienzo- Estados Unidos seguirá sancionando a individuos responsables de la opresión del pueblo de Cuba”, dijo el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en un comunicado.

Fotografía de archivo del 28 de diciembre de 2005 que muestra al militar cubano Álvaro López Miera mientras pasa revista a las tropas en la gran unidad de tanques Rescate de Sanguly, en La Habana (Cuba). EFEEFE/AIN/Jorge Luis Baños ARCHIVO

El Departamento del Tesoro alegó que el ministerio que dirige López-Miera ha desempeñado “un papel esencial” en la represión de las protestas en Cuba, al “atacar a los manifestantes y arrestar o desaparecer a más de 100 manifestantes en un intento de suprimir estas protestas».

En cuanto a la brigada especial de “avispas negras”, el Tesoro asegura que el Gobierno cubano la desplegó el pasado 11 de julio para “suprimir” las protestas y “atacar a los manifestantes”, por lo que la considera responsable de “graves abusos de derechos humanos».

Las sanciones se imponen sobre la base de la llamada ley global Magnitsky, una legislación estadounidense que permite a EE.UU. congelar activos financieros y prohibir los viajes a aquellos que violen los derechos humanos en cualquier país del mundo. La medida muestra el interés de Biden por endurecer su política hacia Cuba a la luz de las protestas de este mes, a pesar de que durante la campaña electoral prometió volver al deshielo promovido por el expresidente Barack Obama (2009-2017).

La Casa Blanca evalúa además otros pasos, como volver a autorizar el envío de remesas a Cuba, prohibido desde noviembre pasado, aunque antes quiere garantizar que el dinero “llegue directamente a las manos del pueblo cubano”, explicó a Efe un funcionario estadounidense.

Otra de las medidas que el Gobierno de Biden analiza es el traslado de más personal a la Embajada estadounidense en La Habana con el objetivo de “facilitar la participación diplomática, consular y de la sociedad civil” y también por motivos de “seguridad».

Cuba tilda de “infundadas y calumniosas” sanciones de EE.UU. contra militares

Cuba calificó de “infundadas y calumniosas” las sanciones anunciadas este jueves por el Gobierno de Estados Unidos contra el ministro de las Fuerzas Armadas, el general Álvaro López-Miera, y una unidad militar de élite conocida en la isla como “avispas negras” o “boinas negras».

“Rechazo infundadas y calumniosas sanciones del gobierno de #EEUU contra el GCE Álvaro López Miera y la Brigada Especial Nacional”, escribió el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, en su cuenta de Twitter.

El Departamento del Tesoro de EE.UU. anunció en un comunicado las sanciones, que responsabilizan a esas autoridades de la represión de las protestas antigubernamentales del pasado 11 de julio en Cuba.

En respuesta a la medida dispuesta por Washington, el jefe de la diplomacia cubana sostuvo que EE.UU. “debería aplicarse a sí mismo la Ley Global Magnitsky por los actos de represión cotidiana y brutalidad policial que costaron 1021 vidas en 2020″.

El miércoles legisladores de EE.UU., Reino Unido, República Checa, Estonia, Letonia y Lituania pidieron en una declaración conjunta difundida en Washington la imposición de “sanciones selectivas” contra miembros de las Fuerzas Armadas, la Policía y todo aquel que “sea cómplice de la represión” de las protestas pacíficas en Cuba.

Organizaciones y activistas calculan en varios centenares el número de detenidos desde las protestas del 11 de julio, de los cuales la mayoría permanecen en prisión -a la espera de recibir o no cargos- y otros han sido liberados.

La víspera se conoció que doce cubanos arrestados en las manifestaciones del 11-J fueron juzgados en juicios sumarios y recibieron sentencias de 10 meses a un año de cárcel, según denunciaron familiares de los procesados.

Hoy se cumplen once días de que miles de cubanos se manifestaran en las calles de diversas localidades de la isla -las mayores en seis décadas- para protestar por la escasez de alimentos, medicinas y otros productos básicos y largos cortes de electricidad.

Las autoridades del país caribeño insisten en culpar a EE.UU. y su recrudecido embargo económico impuesto a Cuba como la razón fundamental de la grave crisis que ha provocado el desabastecimiento, a lo que se suma un fuerte rebrote de covid-19, el peor desde el inicio de la pandemia.

Biden asegura que este es “solo el comienzo”

Joe Biden, presidente de Estados unidos.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aseguró que las sanciones impuestas este jueves por su Gobierno contra autoridades de Cuba son “solo el comienzo”, y que seguirá aplicando restricciones por la “opresión del pueblo cubano».

Biden se pronunció así en un comunicado, poco después de que el Departamento del Tesoro de EE.UU. anunciara sanciones contra el ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de Cuba, Álvaro López-Miera, y contra una unidad militar de élite conocida popularmente como “avispas negras” o “boinas negras».

“Estados Unidos seguirá sancionando a los responsables de la opresión del pueblo cubano”, subrayó Biden, quien condenó las “detenciones masivas y los juicios falsos que están condenando injustamente a prisión” a quienes se atreven a expresarse.

“Este es solo el comienzo- Estados Unidos seguirá sancionando a individuos responsables de la opresión del pueblo de Cuba”, añadió.

Las sanciones parecieron marcar un endurecimiento de la posición hacia la isla de Biden, quien recordó una serie de medidas que su Administración está evaluando respecto a La Habana.

Entre ellas mencionó que están trabajando con organizaciones de la sociedad civil y el sector privado “para proporcionar al pueblo cubano un acceso a internet que evada los esfuerzos de censura” del Gobierno del país caribeño.

Además, apuntó que están revisando la política de remesas para “maximizar el apoyo al pueblo cubano” y aseguró que se han comprometido a reponer el personal en la Embajada estadounidense en La Habana.

El Gobierno del ahora expresidente Donald Trump (2017-2021) prohibió en noviembre del año pasado el envío de remesas a Cuba, una medida con la que EE.UU. aumentó rápidamente el ahogo económico a la isla y que Biden ha mantenido durante sus primeros seis meses en el poder.

Trump decidió además retirar personal diplomático de la isla después de acusar sin pruebas al Gobierno cubano de ser el responsable de los misteriosos ataques contra algunos funcionarios ocurridos entre 2016 y 2017.

“Trabajaremos estrechamente con nuestros socios en toda la región, incluida la Organización de Estados Americanos, para presionar al régimen a que libere inmediatamente a los presos políticos detenidos injustamente, restablezca el acceso a Internet y permita al pueblo cubano disfrutar de sus derechos fundamentales”, afirmó Biden en la nota.



Avatar

EFE

Noticias Relacionadas