Educadora aboga por más atención de las autoridades a las bibliotecas y libros

16
Niño lee libro en biblioteca.

SANTO DOMINGO.- La maestra y bibliotecaria Teresa Peralta abogó para que las bibliotecas, el libro y la lectura reciban una mayor atención por parte de las autoridades culturales y educativas del país.

Peralta, quien es profesora universitaria, lamentó que en el país no se comprenda que una de las causas principales de los bajos resultados académicos es la deficiencia lectora, y la falta de un Plan Nacional del Libro y la Lectura, que se aplique principalmente desde las niveles básico y medio.

Dijo que históricamente en la Republica Dominicana las bibliotecas no han sido pensadas por ningún gobierno y que a pesar de la cuantiosa cantidad de recursos dispuestos para la educación, la  inversión en bibliotecas y en libros es mínima. “De hecho estas palabras -libros, bibliotecas y lectura- no entran en el vocabulario de los señores ministros y las señoras ministras que han ocupado las carteras de Educación y de Cultura”, indicó la  maestra y bibliotecaria.

Cercana a la apertura de la Feria del Libro, evento que considera no llena los objetivos de promover lo esencial de la

Teresa Peralta.
Teresa Peralta.

cultura del libro, cree oportuno llamar la atención sobre la Ley de la Biblioteca y del Libro, la cual se promulgó en el 2008 y no ha habido, ni siquiera un intento por parte de las autoridades, para ponerla en ejecución.

Reitera que las bibliotecas no son un gasto, sino una inversión social que siempre será rentable, ya que si se considera la educación como prioridad, la lectura y el libro en cualquiera de sus formatos tienen que ser también priorizados.
Deploró el hecho de que en el país, las escasas bibliotecas públicas que existen mueran cada día, por falta de unos recursos mínimos para su dinamización y proyección a las comunidades.

La especialista, con amplia experiencia en la organización de bibliotecas y servicios de información, lamentóque sigamos hablando de tanta modernidad y avances tecnológicos, cuando la base del conocimiento, que es la lectura, no se incentiva por medio de  políticas culturales.

Resaltó la importancia de promover desde los centros educativos la lectura, y especialmente la lectura comprensiva y reflexiva, ya que urge educar un ciudadano consciente y responsable, partiendo de motivar el pensamiento crítico en todos y todas, desde la infancia.

Finalmente, expresó que la biblioteca juega un papel fundamental en el desarrollo de las competencias informativas, las cuales son indispensables para el aprendizaje y definitoria para una educación de calidad.

-- publicidad --