Eduardo Pellerano refuta declaraciones de Donald Guerrero

Eduardo Pellerano refuta declaraciones de Donald Guerrero

Eduardo Pellerano refuta declaraciones de Donald Guerrero

Donald Guerrero y Eduardo Pellerano.

SANTO DOMINGO.-La declaración jurada del señor Donald Guerrero sobre sus bienes al terminar sus funciones como ministro de Hacienda ocultan su patrimonio multimillonario en empresas localizadas en Puerto Rico, «acción ilegal que incluye sus inversiones en la corporación Autogermana, distribuidora de la marca BMW en la vecina isla, y que coloca en grave riesgos la empresa», afirmó el señor Eduardo Pellerano, fundador y accionista de la empresa.

Explicó que las investigaciones que deben hacer las autoridades dominicanas sobre la adulteración de la información en la declaración jurada de bienes, podrían provocar que justicia intervenga Autogermana por haber sido utilizada como medio para ocultar capitales no justificados, y que al ser importante accionista de esa entidad, él como persona y sus demás bienes, pueden resultar perjudicados por un delito del que no ha sido parte, porque Guerrero controla ilegalmente la empresa desde 2019, situación que también se ventila en los tribunales de Puerto Rico.

Por esta razón y porque es necesario responder a la demanda por difamación que le hizo Guerrero, explicó Pellerano, por la que fue necesario denunciar en la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (PEPCA), en la Procuraduría Especializada Antilavado de Activos y en la Cámara de Cuenta. La denuncia muestra que en su declaración jurada el ex ministro de Hacienda del gobierno de Danilo Medina oculta su patrimonio real en la concesionaria de la marca BMW y MINI, la de mayor venta en ese mercado, valorada en más de US$140 millones, y que el año pasado vendió más de US$237 millones.

La denuncia de Pellerano, señala que en la declaración jurada de su patrimonio presentada en el año 2016 al iniciar como Ministro de Hacienda, Guerrero declara que él y su esposa Milagros Mena Garcia poseían en Autogermana US$3,041,046, y en Autocentro US$4,129,984; pero no indican que tenía en ese momento el 26.69% de las acciones de la Autogermana a través de la empresa llamada Seis y Once.

En la declaración jurada del 2020 al terminar como ministro de Hacienda, Guerrero y su esposa Milagros Mena solo reportan un incremento de US$17.8 millones en su patrimonio y excluyen US$23 millones (RD$1,242 millones), dice la denuncia y petición de investigación presentada en la Cámara de Cuentas y en la PEPCA.

El análisis presentado en la denuncia hecha el pasado 10 de noviembre, usando información obtenida en fuentes oficiales de Puerto Rico, publicada en bases de datos con acceso digital, indica que al cierre del 2021 el patrimonio total de Autogermana era de US$29.3 millones, y el de Seis y Once Corp. a través de la cual Guerrero y su esposa Milagros Mena, gestionan sus acciones en Autogermana, era de US$17.7 millones. A pesar de esto, en la declaración jurada aparece Seis y Once Corp. solo con US$20 mil que corresponden a 100 acciones.

La denuncia explica que desde 2019, aprovechando su posición como principal ejecutivo de Autogermana, Guerrero y su esposa controlan ilegalmente la empresa, a través de ejecutivos que actúan como testaferros, asuntos que está pendiente en los tribunales de Puerto Rico.

Señala que la ley sobre declaración jurada de bienes para los funcionarios públicos califica como delito el falseamiento de datos para ocultar activos; y a su vez la ley de lavado de activos establece que incurren en ese delito quien oculte, disimule el origen, la localización o la propiedad de bienes o derechos sobre bienes.

Pellerano señala que la denuncia y petición de investigación ante la PEPCA y Cámara de Cuentas, es la única forma de distanciarse de estos hechos y de la manipulación de la información, para proteger su reputación y la empresa misma, porque son actos que podrían ser calificados por las autoridades como ocultamiento de bienes, lavado de activos y condenados en los tribunales.

DEMANDA INFUNDADA

Miguel Valerio, abogado de Pellerano, estableció que la demanda de Donald Guerrero a su cliente por difamación e injuria es infundada, porque por haber desempeñado por 4 años como Ministro de Hacienda, puede ser cuestionado por cualquier ciudadano.

Explicó, que la vía que tiene Guerrero para responder a la denuncia sobre la adulteración de la declaración jurada de su patrimonio es presentarse -como dice la ley- ante la PEPCA y justificar por qué sus acciones en Autogermana son 4 veces más valiosas que el total del patrimonio declarado ante la Cámara de Cuenta, es decir más de US$60 millones.



El Día

Noticias Relacionadas