Dos pandilleros hispanos sentenciados por ordenar homicidio de Lesandro

Dos pandilleros hispanos sentenciados por ordenar homicidio del dominicano Lesandro «Junior» Guzmán

Dos pandilleros hispanos sentenciados por ordenar homicidio del dominicano Lesandro «Junior» Guzmán

Lesandro -Junior- Guzmán Féliz

Tomado de EL DIARIO NY

A más de cuatro años del brutal homicidio a machetazos del quinceañero Lesandro “Junior” Guzmán Feliz en una bodega en El Bronx (NYC), dos nuevas sentencias fueron dictadas ayer.

Diego Suero (33) y Frederick Then (24), líderes pandilleros “Trinitarios”, fueron condenados el viernes por asesinato en segundo grado en el ataque captado por cámaras de seguridad, el 20 de junio de 2018.

El entonces comisionado de NYPD, James O’Neill, acostumbrado a lidiar con el crimen, afirmó que el video de ese homicidio “probablemente sea una de las peores cosas que haya visto” en su vida.

Diego Suero Lorenzo, acusado en el caso del asesinato de Junior Guzmán Feliz.FOTO: MARIELA LOMBARD / EL DIARIO NY

Según los fiscales, Suero y Then ordenaron matar al joven de 15 años, quien fue sacado a rastras de una bodega en Tremont y asesinado a puñaladas, porque aparentemente lo confundieron con otro muchacho. Los dos enfrentan de 25 años a cadena perpetua cuando sean sentenciados en septiembre, informó ABC News. Otros cinco pandilleros ya habían sido condenados en octubre de 2019 por el asesinato de Guzmán.

“Nunca les perdonaré por haber decidido asesinar a mi hijo. Ustedes son y siempre serán un peligro para la sociedad (…) Mi esperanza es que otra familia nunca tenga que vivir con el dolor de perder un hijo”, dijo en ese momento en la corte el padre de la víctima, Lisandro Guzmán.

El asesinato lanzó un movimiento internacional en las redes sociales bajo la etiqueta #justiceforjunior que buscaba justicia para el adolescente atacado por pandilleros armados con machetes y cuchillos en plena calle, y que corrió desangrándose hasta colapsar en un hospital en El Bronx.

Su madre dominicana, Leandra Feliz, se convirtió en el rostro del duelo y desde entonces ha estado abogando por un proyecto de ley para instalar botones de pánico en todas las bodegas de Nueva York. “Mi hijo ya falleció”, dijo el año pasado. “Mataron a mi hijo. Tenemos que proteger a nuestros futuros hijos y nuestra comunidad”.

Al momento del crimen Feliz trabajaba como ama de llaves en la Unidad de Cuidados Intensivos en el Hospital St. Barnabas, el mismo donde su hijo fue declarado muerto.

Un total de 15 hombres fueron acusados ​​en relación con el apuñalamiento brutal de Guzmán, incluidos dos que se convirtieron en testigos que cooperaron con la fiscalía.

En Nueva York, el interior y los alrededores de las bodegas son con frecuencia escenas de crímenes, tanto robos como homicidios. Hasta principios de julio se habían reportado 195 robos en bodegas de NYC en 2022, según la policía.

Los ataques son comunes a empleados, clientes y vecinos. En enero, una mujer y su perro pit bull murieron en un tiroteo dentro de una tienda de víveres en Brooklyn. A fines de noviembre un joven de 18 años falleció tras ser baleado varias veces, siendo cliente de una bodega en Staten Island (NYC). Y en octubre un inmigrante empleado de una tienda murió apuñalado en East Harlem, en una aparente discusión por 50 centavos en el precio de un cigarrillo.



El Día

Noticias Relacionadas