Diseños de Obras Municipales

Diseños de Obras Municipales

Diseños de Obras Municipales

Víctor Féliz

*Por Víctor Féliz

Dentro de las principales características que tienen los gobiernos locales es que en ellos se manifiestan la esencia misma de la cultura local, cultura nos es más que costumbre. Desde sus funcionarios principales hasta la manera de gestionar el día a día de las operaciones de los ayuntamientos, todos tienen una impronta innegable de sabor real a pueblo. Es por esta razón sublime que el protector de la cultura y origen de los territorios deben ser los gobiernos locales.

Cada una de las localidades que ocupan a lo largo y ancho de nuestra media isla, tienen su sello característico. Desde la gastronomía, pasando por hechos epopéyicos hasta atractivos naturales inigualables a otras latitudes del planeta. La expresión misma en lo visual, evoca recuerdos memorables de hechos históricos transcendentales que hasta por el hecho mismo surgieron los nombres propios de muchas de esas localidades.

El patrimonio arquitectónico de los pueblos es uno de los más relevantes que nación pueda tener, pues a través de esto se mantiene el orgullo nativo vivo por muchas generaciones, así como la llama que evoca nuestra cultura y nuestras estructuras de pensamiento. En la construcción lo importante es la durabilidad y el precio, mientras en el diseño el tema es cultural.

Desde hace ya un tiempo la Sociedad de Arquitectos de la República Dominicana viene propugnando para que en los concursos de obras públicas que realiza el gobierno no solo se tome en cuenta la obra civil, sino que también se tomen en cuenta los diseños de estas obras. A través de estas acciones la SARD persigue una digna y equitativa participación de sus miembros, pero lo más importante es que bajo la misma inspiración de estos “artistas del desarrollo urbano” se potencialice y preserve la tangibilidad de nuestra cultura.

Los ayuntamientos tienen una participación determinante en estas decisiones por cuanto e independientemente de las normas establecidas para implementar la ley de contrataciones públicas, estos también pueden sumar acciones tendentes a fortalecer la transparencia y equidad de los mismos. ¿Y qué mejor manera que hacer un llamado para concursar un diseño de un mercado, o de un edificio que albergue las instalaciones de la alcaldía que contengan una expresión genuina de la cultura del lar?

Plazas, parques, etc. son un semillero de oportunidades para dejar un legado visual que nos identifique como pueblo, como ciudad, como país.

Existe en este momento un manojo de voluntades que podemos ir fortaleciendo y alimentando hasta convertir este deseo en un reclamo social que alcance ribetes importantes. ¿Puede usted lector imaginarse mercados en donde murales, esculturas y estructuras físicas mismas simbolicen el origen de nuestras localidades? Esto fortalece nuestra identidad como nación alegre y laboriosa, pero progresista y de cara al futuro moderno.

Este es tu tema de cultura, de transparencia, de fortalecimiento de nuestras estructuras burocráticas, de participación equitativa, de identidad de nuestro tan aguerrido pueblo amante de las libertades, pero sobre todo de competencia local.

¡Animaos pues ayuntamientos! A diseminar la cultura y el orgullo patrio usando un método novedoso en lo que el gobierno central sienta las bases para que la norma que rige la materia sea actualizada y fortalecida. El presupuesto de obras municipales es el arma que de los primeros pasos hacia este anhelado deseo de los arquitectos dominicanos.



Avatar

El Día

Noticias Relacionadas